Esconder a Macri para intentar dar vuelta las PASO y ganar en Octubre

13 agosto, 2019

El bahiense Héctor Gay adelantó que «la elección en Nación y Provincia está terminada» y avisó que «repensará» su estrategia de cara a octubre. Muchos intendentes de Cambiemos no lo blanquearán a viva voz, pero ya comienzan a reconfigurar su campaña, alejándose aún más de la figura del Presidente. La gobernadora Vidal quedó en estado de K.O

Fue consensuado por varios intendentes oficialistas tras el rotundo fracaso de las elecciones del pasado domingo. Con Jorge Macri como anfitrión, se resolvió que cada distrito intentará salvar la propia y que Mauricio Macri y hasta Vidal ya fueron.

Eso significa vía libre para el corte de boleta. A todos ellos los primereó el jefe comunal Jaime Méndez, aliado de Joaquín De La Torre, quien ya lo implementó en las PASO. Ya no quedan dudas ahora: sus colegas de Cambiemos lo van a imitar sin pudor.

«La elección en Nación y Provincia está terminada». De esta manera el intendente macrista de Bahía Blanca, Héctor Gay, avisó que «repensará la estrategia» de su campaña electoral de cara a los comicios de octubre donde buscará su reelección.

El jefe comunal usó esos términos para anunciar que en los 75 días que restan para el 27 de octubre, su centralizará en una campaña municipal, con el único objetivo de renovar su cargo, aunque ese camino signifique que Mauricio Macri y María Eugenia Vidal pierdan votos en Bahía Blanca.

«Ninguna encuesta vaticinó estos números. Todos teníamos previsto que ganara el kirchnerismo en Provincia y Nación, pero no por estas ventajas», aseguró Gay el día posterior a las PASO, en las que Alberto Fernández y Kicillof le sacaron más de 15 puntos a Macri y Vidal.

El intendente quedó dos puntos y medio por encima del candidato del kirchnerismo, por lo que corre riesgo de perder la intendencia en octubre si la perfomance de Juntos por el Cambio no recupera. «Los municipios que pudimos superar este tsunami electoral deberemos observar cuál será la estrategia en campaña, replantearla pensando en octubre», agregó Gay.

El bahiense fue el primero en avisar que cambiará su estrategia y que solamente pensará en cómo retener la Intendencia. Muchos optarán por el mismo camino, aunque pocos lo blanquearán.

En Tres de Febrero, Fernández logró el 47% de los votos contra el 30% de Macri. El intendente macrista Diego Valenzuela logró alcanzar los 34,5%. Si bien el corte de boleta le jugó a favor, quedó a más de diez puntos de la sumatoria de las cinco listas del peronismo. Es cantado que Valenzuela hará un quiebre en su estrategia electoral porque sino dejaría el camino allanado para el regreso del PJ al municipio.

Macri quedó 11 puntos por abajo de Fernández en Morón. El jefe comunal macrista, Ramiro Tagliaferro, logró que esa diferencia se acortara a 7 puntos. En ese municipio, Vidal sacó 4 puntos más que Macri. Tagliaferro quizá incline más su campaña hacia la municipalización, pero también buscará acercarse más a la figura de la gobernadora.

Hubo tres intendentes del conurbano que lograron ganar en sus distritos y evitar la «Ola Celeste». Uno es Jaime Méndez, como explicamos en otra extensa nota de nuestro portal. El corte de boleta a su favor le permite entusiasmarse para Octubre, porque en San Miguel Alberto Fernández y Axel Kicillof fueron ganadores.

Los otros son Gustavo Posse en San Isidro y Jorge Macri en Vicente López, donde el primo más famoso obtuvo un excelente resultado y fue uno de los intendentes más votados del conurbano. El sanisidrense tiene una realidad diferente. Ganó bien, por 15 puntos de diferencia a la sumatoria de votos del Frente de Todos, pero convive con un coalición vecinal. Algo que no le sucede a Jorge Macri, que no divide su electorado con nadie, salvo la expresión lavagnista.

Hay sorpresa y malestar en el oficialismo local. Un importante funcionario del AABE, como Ramón Lanús, es aliado de Hilding Ohlsson y Carlos Castellano y financió la campaña desde ese organismo, que responde al Gobierno nacional. Más allá de haber promocionado el corte de boleta, Gustavo Posse está convencido que en la Rosada o desde Ciudad no le han jugado bien, como le prometieron Salvai y la gobernadora Vidal.

Por su parte, Néstor Grindetti en Lanús quedó a 13 puntos de las listas del frente de Todos. El exministro porteño ve que su sueño reeleccionista se aleja si se repiten tendencias similares en octubre. Esa diferencia no es muy amplia si se la compara con los números de Fernández y Macri en Lanús: el peronista le sacó 24 puntos de diferencia al actual presidente.

Con esas cifras y una economía que se deteriora día a día, los intendentes macristas ven con pesimismo sus intentes por renovar sus cargos cuatro años más.

Quedan 75 días para las generales de octubre. Todavía tienen muchas semanas más para reconfigurar sus campañas, aunque les reste votos a Macri y a Vidal. Héctor Gay fue el primero en avisarlo.

Comentarios

comentarios

OPINIÓN Por Daniel Muchnik

El Waterloo de Mauricio Macri

OTRAS NOTICIAS

Encuesta

¿Cómo considera que está la situación económica actual del país, en comparación a un año atrás?

Cargando ... Cargando ...
VIDRIERA POLÍTICA