La estrategia electoral de Juntos por el Cambio en la Primera

7 agosto, 2019

De acuerdo al municipio, el oficialismo aplica diversas estrategias. Los actores que consideran más aptos para la aplicación de la agenda municipal en función de la imagen De Macri o Vidal y el escenario electoral. cuya primera etapa finaliza el domingo-

La Provincia de Buenos Aires vuelve a ser la madre de todas las batallas. Tanto para el oficialismo como para la oposición, el bastión que concentra al 40% del electorado es donde apuntan de manera más fuerte la estrategia proselitista con el objetivo de triunfar en 2019.

En el caso de Cambiemos, que tendrá el desafío de revalidar la gestión de María Eugenia Vidal, de sus intendentes, además de intentar obtener municipios y no perder otros, aplica distintos criterios de campaña de acuerdo al municipio.

Una parte de la estrategia consiste en mostrar a todo el equipo, desde el Presidente de la Nación, Mauricio Macri; la gobernadora, María Eugenia Vidal; dirigentes, y el intendente o candidato local. El objetivo es potenciar la marca de Juntos por el Cambio. Esto es lo que han aplicado, en lo que refiere al conurbano y la Primera Sección, en los distritos de San Isidro, Vicente López, Morón, San Martín y San Fernando.

En distritos como San Miguel y Tres de Febrero, ambos de la zona oeste y gobernados por los ‘cambiemitas’ Jaime Méndez y Diego Valenzuela, respectivamente, desaparece la figura presidencial de Macri. Allí saben que su imagen negativa impacta en el objetivo de retención del poder. Sí se resalta la de la gobernadora Vidal junto al jefe comunal. En paralelo, se hace lo mismo con la explotación de la gestión local.

También en la zona oeste, pero en aquellos distritos donde no son gobierno y, difícilmente, puedan conquistar el ejecutivo local, el proselitismo pasa por, junto al candidato a intendente y la figura de Vidal, exponer la gestión local resaltando sus aspectos negativos. Estos son los casos de Ituzaingó (Alberto Descalzo), Merlo (Gustavo Menéndez), Moreno (Walter Festa) y José C Paz (Mario Ishii). En Malvinas Argentinas (Leo Nardini), la estrategia es similar, con una nula tracción de la figura de Macri, el acento está puesto en Vidal.

En otros tres distritos que tampoco gobiernan de la primera como Tigre (Julio Zamora), Escobar (Ariel Sujarchuck) y Hurlingham (Juanchi Zabaleta) –en los cuales anotan como prácticamente imposibles de ganar- la estrategia consiste en volver a resaltar la figura de la gobernadora y contrastar fuertemente con el kirchnerismo, exponiendo, directamente, las falencias de Cristina Fernandez de Kirchner.

Un caso aparte parece ser el de Pilar, que gobierna Nicolás Ducoté. Allí, además de resaltar la gestión de Vidal y que, en paralelo, ella quede asociada a la mala valoración de la gestión municipal. Este distrito es uno de los pocos en los que se espera una elección reñida y en los que el peronismo, bajo la candidatura de Federico De Achával, podría volver a recuperar el poder.

Comentarios

comentarios

OPINIÓN Por Daniel Muchnik

El Waterloo de Mauricio Macri

OTRAS NOTICIAS

Encuesta

¿Cómo considera que está la situación económica actual del país, en comparación a un año atrás?

Cargando ... Cargando ...
VIDRIERA POLÍTICA