Miles de creyentes conmemoraron el día de San Cayetano en Liniers

7 agosto, 2019

La vigilia comenzó ayer y a las 4 de la mañana fue la primera de las misas que hubo todas las horas hasta las 18. La misa principal estuvo a cargo del cardenal Mario Poli que dijo: “Quien tenemos a nuestro lado no es un enemigo, nos une la fe, somos argentinos”. La Noticia Web se acercó para hablar con los fieles.

Con la consigna de “pan, paz y trabajo”, miles de personas se congregaron en las inmediaciones de la parroquia de San Cayetano, en Liniers, en una movilización marcada por la crisis económica y la falta de trabajo. “Nunca vi algo como esto, me piden velas porque no pueden pagar la luz. Tengo 36 años de cura y lo que vi en los últimos meses no lo había visto nunca”, afirmó el prebístero José María Casadevall, párroco de San Cayetano a cargo de la mayoría de las misas de la jornada.

“Estamos pasandola muy mal. No nos alcanza para los alimentos que realmente necesita una persona. Yo tengo 82 años. Soy jubilada y trabajo porque sino no me puedo tomar la leche todos los días y buen churrasco como me gusta”, contó Olga, de Castelar, en La Mañana de Urbana BA.

Hubo cinco cuadras de cola para entrar al templo. El arzobispo de Buenos Aires, Mario Poli, intentó calmar las aguas a días de las PASO y dijo: “Aunque algunos quieran explicarla por causas sociales y económicos, todos sabemos que es la Fe y la esperanza de los humildes que convoca y mueve los corazones para cumplir una promesa para venir a pedir lo que hace falta para una vida digna: pan, trabajo, paz y unidad para nuestras familias y todo el pueblo argentino”.

Algunas organizaciones sociales, como Barrios de Pie, CTEP, CCC, Movimiento Evita y Frente Dario Santillán, también dieron el presente en Liniers. “A Macri no le creo ni cuando grita. Todo es falso en él. Esto no se aguanta más, no podemos tolerar cuatro años más de macrismo”, dijo el referente de la CTEP, Juan Grabois, en una entrevista con el programa Salvemos Kamtchatka de FM La Patriada, durante la movilización.

“Hace un tiempito que no venía. Pero soy re devota de San Cayetano, re milagroso. Todo lo que uno le pide lo cumple. Es muy milagroso, yo creo muchísimo. Y más en este momento, con la falta de trabajo y el problema económico que hay”, dijo Norma, docente, que pidió por sus colegas y por todos los argentinos.

Comentarios

comentarios