Carlos Castellano: “Construimos una alternativa política fuerte para que los vecinos puedan elegir”

16 julio, 2019

El concejal radical y precandidato a consejero escolar lidera Repensando San Isidro, que forma parte del acuerdo ConVocación Civica, la alianza vecinal que buscará vencer a Posse con boleta corta. Dialogó con Radio UrbanaBA y remarcó que buscan ser la oportunidad de los vecinos de tener una alternativa ante una gestión que perdió “audacia y transparencia”.

El concejal radical Carlos Castellano será candidato a consejero escolar de San Isidro desde ConVocación Cívica, un acuerdo vecinalista que reúne a una pluralidad de sectores y dirigentes, y que con boleta corta intentarán ganar las elecciones de octubre.

¿Cómo llegaron a conformar la alianza vecinal, y con qué propósito? Está integrada por ConVocación por San Isidro, Repensando San Isidro que es el espacio que usted conduce, y el titular del AABE Ramón Lanús.

Hay muchos sectores, gente del peronismo, del radicalismo, del socialismo, vecinos con militancia en organizaciones sociales, y con la causa común de estar convencidos que San Isidro tiene una potencialidad para volver a ser lo que fue, una de las ciudades más innovadoras de la Argentina. Y que lo fue perdiendo. Para eso hace falta un cambio político importante. El possismo fue un movimiento que yo integré, y fue bueno para San Isidro durante muchos años, pero actualmente le hace mal porque ha perdido audacia, transparencia, buena calidad de gestión, y eso merita un cambio político importante para que levante la gestión y la potencialidad de cada barrio y cada vecino.

Marcos Hilding Ohlsson será el candidato a intendente. Se pensaba que usted o Ramón Lanus también podían ser, pero finalmente lograron un acuerdo.

Es bueno que en política se busque la unión y la unidad, que es lo que piden nuestros vecinos. Por supuesto que hubo gestos muy buenos y de generosidad de parte de todos los sectores porque tanto nosotros, como Lanus, o algún amigo con visión peronista que también tenía aspiraciones, y el espacio de ConVocación, fuimos todos generosos para construir una alternativa política fuerte para que los vecinos sepan que pueden elegir. No está solamente el candidato de Cambiemos, que es Posse, sino también un espacio renovador en San Isidro que tiene capacidad política y de gestión.

¿Pensas que el sanisidrense puede hacer crecer la cultura del corte de boleta?

San Isidro históricamente ha tenido práctica de corte de boleta. De hecho el possismo en varias elecciones participó con boleta corta vecinal, y tuvimos buenos resultados electorales. ConVocación logró a lo largo de varias elecciones traccionar muchos votos de corte. De hecho en el 2017 en una elección polarizada entre Esteban Bullrich y Cristina Kirchner este espacio logró 20 puntos de corte. Hay una cultura de corte, y además creo que se equivocan esos espacios políticos que hablan de “boleta completa” y subestiman al ciudadano. Parece que quieren imponerle al ciudadano que vote a candidatos que representan a un solo partido. No es sano a la democracia y a un sistema republicano. Con lo cual hay que revindicar al corte de boleta, decir que es muy bueno y sano para que la política mejore y obligar a los dirigentes a construir consensos. Nosotros estamos en esa postura, más allá de lo que vote cada vecino a nivel nacional, si consideran que se necesita un cambio en el distrito acá tienen una muy buena alternativa, amplia, y con capacidad de gestión para resolver problema que aún no resolvió la comuna en los últimos 25 años.

Enfrente está el intendente Posse, por una nueva reelección, con el peso de una gestión exitosa. No es fácil.

No digo que sea fácil, pero es una oportunidad y queremos representar esa oportunidad. En San Isidro hay mucha gente con insatisfacción con muchos servicios, y que observa que muchas cosas con un Presupuesto de 9 mil millones de pesos anuales, el más alto de toda la Argentina por habitante, pero que si observas a San Fernando, Vicente López o la Ciudad de Buenos Aires advertís que San Isidro se quedó atrás. Hay centros comerciales descuidados, muchos barrios sin la potencialidad que tienen como Adelina, Boulogne o Beccar. Hay hospitales lindos con buenos profesionales, pero perdió la descentralidad de salud, que es el concepto básico que explotó el possismo y que tiene que ver con la prevención cercana en los Centros de Atención Primaria. El Centro de Salud de Villa Adelina o de bajo Boulogne o de Beccar y están iguales que hace 30 años. Esos son problemas de achanchamiento en la gestión.

Comentarios

comentarios