Alfredo Buglioni: “Volver a convocar a todos los sectores sociales es nuestro principal desafío”

18 junio, 2019

El presidente de la Mesa del Diálogo Social de San Martín charló con La Mañana de Urbana y dijo que seguirán incorporando a otros sectores del municipio en el espacio. Lamentó la situación actual de crisis económico-social y anticipó que habrá una nueva reunión plenaria en julio. Entrevista.

La semana pasada se puso en marcha la Mesa del Diálogo Social en San Martín, donde participan la Iglesia católica; las Iglesias evangelistas; la Universidad Nacional de San Martín (UNSAM) –el rector, Carlos Greco, presenció la primera reunión–; las fuerzas del trabajo –la CGT y las dos CTA–; las PyMEs –a través de la representación de la CES y la mayoría de los presidentes de las 11 cámaras presentes–; los profesionales que se nuclean en el Foro de Profesionales de la Zona Norte, que aglutina 22 matrículas (ingenieros, arquitectos, médicos, odontólogos); y los distintos colectivos de los movimientos sociales, tanto de las empresas recuperadas como de las organizaciones sociales como la CTEP.

Alfredo Buglioni dialogó con Eduardo Román en La Mañana de Urbana y explicó de qué se trata la iniciativa.

-¿Cuál va a ser tu actividad presidiendo la mesa?

El objetivo es construir una hoja de ruta, una agenda, para tratar los temas que son problema en nuestra comunidad. Los dos que quedaron de manifiesto claramente en esta reunión son el tema del hambre y de la pobreza, y por otro lado, el tema del desempleo, la destrucción de la fuente de trabajo y el cierre de empresas. Estos dos elementos van a ser parte, en primera instancia, de la agenda. Seguramente con el trascurrir de los días y el dialogo de los distintos actores incorporaremos otro conjunto de temáticas a esta Mesa del Diálogo que no solamente va a mirar la coyuntura sino que tiene una mirada fundamentalmente del mediano y largo plazo y que obviamente que está abierta. Vamos a seguir incorporando distintas representaciones e instituciones del territorio y la comunidad.

-Entiendo que ustedes ofician también de una especie de veedores permanentes de la situación. Uno de cada dos pibes son pobres, en muchos hogares hay varias personas que están con una comida fuerte una vez por día. Esto hace de ustedes una especie de observatorio donde, más allá de la cuestión del diálogo, me imagino que tendrán que ir complementando políticas activas para trabajar en contra del hambre y en función del drama social que tenemos.

Sí, la idea es traducir toda esta situación y el debate. Diagnósticos hay muchos, información hay mucha, la realidad nos atropella. La idea es convertir todo en iniciativas, en acciones concretas y directas, sin chocar con otras organizaciones del mismo gobierno. El viernes pasado, a iniciativa del diputado nacional (Leonardo) Grosso, que también estuvo presente en la Mesa del Dialogo Social, se llevó algo más sectorial, más puntual, que fue la agenda del hambre, donde participaron comedores y merenderos y también un conjunto de organizaciones e instituciones del territorio. Con lo cual es un tema que tenemos que abordar y tendremos que reforzar toda nuestra estructura para paliar esta situación que está pasando hoy, en este momento.

-¿Cómo continúa el tema entonces? ¿Hay fecha para la próxima reunión?

Sí, seguramente va a haber una nueva reunión plenaria en el mes de julio. Previamente estamos teniendo contactos y reuniones con cada uno de los actores para ir conformando esta agenda y que no sea un elemento de nada más reunirnos para tener un diagnóstico, sino de ver cuáles son los problemas en los que podemos coordinar los esfuerzos entre todos los actores. Con esta Mesa volvemos a recuperar esa metodología, ese espíritu, de lo que fue la Mesa de Compromiso Social de a finales de la década del ‘90, con la crisis económica y a pedido del trabajador y del empresario en aquella oportunidad. Y también parte de lo que fue el espíritu de cuando se juntaron la mayoría de las instituciones a través del plan estratégico para pensar la ciudad. Obviamente la situación hoy es muy compleja, muy difícil, hay una crisis económico-social muy importante. A partir de esas dos experiencias, volver a reunir, a juntar, a convocar a todos los sectores sociales y poder escucharnos, confluir en un mismo diagnóstico y trabajar juntos para la resolución del mismo, creo que es nuestro principal desafío.

Comentarios

comentarios