Lammens candidato, una vice mujer y listas de unidad en el peronismo porteño

14 junio, 2019

Fuerte respaldo de Alberto Fernández al Presidente de San Lorenzo para evitar las internas. Puja por las bancas en la Cámara de Diputados y la posibilidad de una elección récord en la Ciudad.

 

Ayer en la cena que empresarios compartieron con el candidato presidencial en el entorno de Matias Lammens sorprendió el buen humor de Juan Cabandié. Horas después se enteraron que la alegría del dirigente de La Cámpora se correspondía con la posibilidad de que su mujer, Cecila Segura (Auditora General de la Ciudad de Buenos Aires), comparta el binomio para la Jefatura de Gobierno porteño con el Presidente de San Lorenzo que ya es señalado por todos como el candidato de la unidad.

Las negociaciones se aceleran en Capital Federal y hay muchos nombres para pocos lugares, por eso se menciona también la posibilidad de que Segura sea desplazada hacia la Legislatura porteña y el lugar de vice quede para Victoria Donda.

La dirigente de libres del sur aspira en realidad a retener su lugar en la Cámara de Diputados, donde se dirimirá la mayor puja en el cierre de listas. El kirchnerismo porteño puede conseguir como máximo 4 bancas, reconocen desde el PJ. La discusión por las restantes estaría entre Paula Penacca, legisladora de La Cámpora, que termina este año su segundo mandato y se queda sin la posibilidad reelegir, Pino Solanas que selló este año su acuerdo con el espacio K, Graciana Peñafort del círculo más cercano a Cristina Kirchner y Eduardo Valdés que conserva buenos vínculos con la ex presidenta pero responde al liderazgo del Presidente del PJ porteño, Víctor Santa María.

Uno de los mayores conflictos surge de la falta de espacio para el Gerente General del Banco Credicoop, Carlos Heller, que ayer acompañó a Alberto en el evento, y que es uno de los habituales financistas de las distintas actividades de campaña. En la última elección quedó en las puertas de entrar a la Cámara.

En los pasillos de la legislatura reconocen que Mariano Recalde desistiría de sus intenciones de llegar al ejecutivo porteño para ocupar el lugar de primer senador en la boleta que, tras el acuerdo entre Martín Lousteau y Horacio Rodríguez Larreta, tendría asegurado un ingreso por la segunda minoría. Si Recalde asume en la Cámara Alta, la banca que ocupa actualmente quedaría para Juan Manuel Valdés, hijo del ex embajador en El Vaticano por la sucesión de las listas del 2017.

En plano local, Tomada podría renovar su escaño pero también figura entre los apellidos que Alberto Fernández quiere convocar para un hipotético gabinete nacional. También hay un lugar reservado para la referente juvenil del feminismo, Ofelia Fernández, que está dentro del armado del Frente Patria Grande, donde Itahí Hagman también busca un espacio en su segunda elección en alianza con el peronismo. En el entorno de Daniel Filmus, también reclaman un lugar para Gabriel Fuks, ex defensor adjunto del pueblo y hombre de confianza del diputado con histórico peso en el armado del distrito.

Todos estos movimientos responden a la orden que bajaron los referentes nacionales desde la conformación del «Frente Todos» de unificar listas para evitar internas. Con la imagen de Matías Lammens aportando una mayor amplitud y todos los espacios participando de la campaña, los consultores K auguran una elección superior a la del 2017 que rondaría el 30% de los votos, cifra récord en un distrito históricamente hóstil.

Comentarios

comentarios

OPINIÓN Por Jorge Ossona 

La revelación de Pichetto

OTRAS NOTICIAS

Encuesta

¿Cómo considera que está la situación económica actual del país, en comparación a un año atrás?

Cargando ... Cargando ...
VIDRIERA POLÍTICA