La mitad de los padres y madres que cobran la AUH trabajan

10 mayo, 2019

Son datos de la ANSeS. Es muy similar a la tasa de empleo nacional.

El 71,3% de los padres y el 47,4% de las madres que cobran la Asignación Universal por Hijo (AUH) están ocupadas, en empleos informales o “en negro”. El resto son amas de casa, en especial con hijos muy chicos que no empezaron el jardín con la mayor carga de la tarea doméstica propia. Así el 49,8% de los 2.234.187 padres/madres beneficiarios de la AUH están ocupados, en empleos informales, precarios y de bajos ingresos. Esta tasa de empleo es similar al promedio nacional.

Estos números, de la ANSeS, como dice Emilio Basavilbaso, el titular del organismo previsional que paga esos beneficios, muestran que “es mentira que los que cobran la AUH son vagos que no quieren trabajar o no hacen nada”.

Una gran proporción de las mujeres ocupadas se desempeñan en casas particulares, como personal doméstico. Los últimos datos del INDEC ( IV Trimestre de 2018) marcan que los «hogares privados con servicio doméstico» emplean a 1.717.000 personas. De ese total 503.000 están registradas y 1.214.000 no están registradas. 

En consecuencia, el 70,7% o siete de cada 10 mujeres que trabajan en casas particulares se desempeñan en la informalidad. Y tanto las mujeres con chicos, registradas o no como trabajadoras de casas particulares, tienen derecho al cobro de la AUH. 

Así, otra falsedad y mito es que las propias mujeres no quieren ser «blanqueadas» porque perderían el cobro de la AUH. 

​Otros sectores con alta informalidad y que emplean mujeres son la enseñanza privada, hoteles y restaurantes y servicios sociales y de salud. 

El lunes, Clarín informó que el 80% de los padres que cobran la AUH tiene uno o 2 hijos y que el 93%, menos de 3 hijos. Y que tan solo el 5% tiene 4 hijos y el 2% tiene 5 hijos.

Según las cifras de ANSeS, las familias que cobran la AUH tienen en promedio 1,8 hijos, también muy similar al 1,7 promedio de los trabajadores que se desempeñan “en blanco” y que cobran las asignaciones familiares.

Además, según los datos oficiales, en los últimos 5 años, creció un 3% el número de padres que tiene un solo hijo/a y disminuyó 1% los que tienen 5 hijos/as. Además “se redujo el número de adolescentes madres”.

El monto del beneficio en diciembre pasado era de $ 1.816 por chico. Desde marzo, por el adelanto de los incrementos de todo el año, es de $ 2.652, de los cuales el 80% ( $ 2.121.60) se percibe todos los meses y el 20% acumulado contra la presentación de la Libreta Nacional de Seguridad Social, Salud y Educación y Declaración Jurada del Adulto Responsable.

En consecuencia, un matrimonio desempleado con 2 hijos percibe $ 5.304 (incluyendo el 20% de escolaridad y salud), cuando la canasta básica de pobreza para una familia tipo en marzo ascendió a $ 28.750,94 y la canasta básica alimentaria a 11.640,06.

Además de la mayor precarización laboral, sin cobertura de jubilación, pensión, obra social y por accidentes de trabajo, los salarios o ingresos por “changas” son bajísimos. Según el INDEC, el 45% de los asalariados informales gana menos de $ 8.000 y el 70% menos de $ 15.000.

Todos estos nuevos datos oficiales vuelven a desmentir que el grueso de los titulares de la AUH tienen muchos hijos, que perciben una ayuda importante que desalienta la búsqueda laboral, que no trabajan ni quieren trabajar,  y que con lo que perciben y les permitiría vivir de ese beneficio.

 

Comentarios

comentarios