Argentina: más europea que Europa

17 abril, 2019

Comparativa entre España y Argentina, con dos trabajadores que cobran un salario mínimo: si quisieran comprar para la cena un kilo de carne, el español tendrá que trabajar poco mas de dos horas, mientras que el argentino casi 4.

Por Matías Lewko

Una de las críticas que el gobierno lanzó en campaña era el atraso cambiario y el atraso en algunos precios que esto producía. Una vez en el poder, la mayoría de los aumentos no eran catalogados como una problemática inflacionaria incontrolable si no que pasaban por «ajustes» que debían darse hasta que los precios se acomoden a los valores reales. Algunos simpatizantes del gobierno plantearon (y plantean) que parte de «abrirse al mundo» implica tener un salario con un poder de compra menor, pues parece que hemos llegado.

En valores oficiales, en el 2015 el salario mínimo era de U$D589, sabemos que ese valor no se corresponde con el real y aun así la perdida fue significativa.

Por ejemplo, un litro de leche de una primera marca en Argentina cuesta $60, el equivalente a 1,26 euros. Ahora bien, en Italia, un litro de leche de una primera marca ronda los 1,12 euros, equivalente a $53. De todos modos, en un país donde productores denuncian un abuso de posición dominante por parte de la empresa de lácteos mejor posicionada, los precios pueden encontrarse muy alterados.

Veamos un caso distinto, la carne vacuna. Argentina es uno de los productores de carne con mayor renombre en cuanto a cantidad y calidad en ventas, por lo que no debería extrañarnos que el precio interno de la carne sea bajo en comparación al resto del mundo. Un kilo de Aleta (corte muy similar al vacío argentino) se vende en el mercado de Villa María en Madrid por 10,95 euros, lo que equivale a $523. Mientras que en un supermercado argentino, el kilo de vacío cuesta $243, que en moneda europea serian 5,09 euros. Al parecer en el precio de la carne nos posicionamos muy bien, pero, ¿cuánto nos cuesta realmente a nosotros comprar ese kilo de carne y cuanto a los españoles?

Por ley el salario mínimo español es de 1001 euros al mes, unos $47.000 mensuales. Tomando la misma medida, un argentino por ley cuenta con un salario mínimo de 261,50 euros, $12.500. El español que cobra un salario básico legal, por hora cobra 5.25 euros, un kilo de queso fresco local por hora. El argentino que cobra un salario mínimo consigue por hora 1,28 euros, $61, una leche.

Si en España y Argentina un trabajador cobra un salario mínimo, y en sus respectivos países quisieran comprar para la cena un kilo de carne, el español tendrá que trabajar poco mas de dos horas, mientras que el argentino casi 4. Si los argentinos tenemos los precios más bajos que en Europa, pero nos resulta mas difícil poder adquirir, los precios no reflejan el valor real del producto.

En Agosto de 2015 el salario mínimo real era de 332 Euros. Omitiendo las leves variaciones del valor de la divisa europea y la estadounidense se puede afirmar que el salario mínimo Argentino perdió al rededor de 70 Euros de poder adquisitivo a nivel mundial. Hablando claramente, gracias a la devaluación los argentinos en el mundo han perdido un 21% de poder adquisitivo, sumado a la baja de los subsidios a nivel nacional, es claro que el salario ha perdido aun más.

Comentarios

comentarios