Macri y Vidal almorzaron con los “sin tierra” en Olivos

12 abril, 2019

El presidente Mauricio Macri y la gobernadora almorzaron con dirigentes de 66 municipios gobernados por la oposición en buscan de 700.000 votos nuevos para octubre próximo. «Estamos peleando contra muchas décadas de fracaso, pero no nos achicamos», dijo Vidal.

Durante un almuerzo que junto al presidente Mauricio Macri compartió en la Quinta de Olivos con 130 dirigentes de Cambiemos de municipios bonaerenses donde no gobierna el oficialismo nacional, Vidal subrayó que «nuestra convicción y nuestro compromiso de que estamos defendiendo lo que queremos defender, lo que creemos y desde el lugar que elegimos.

Elegimos la incomodidad, la dificultad porque no queríamos ser más espectadores» ni que «la política que siempre había gobernado, la que estuvo 28 años en la Provincia, eligiera por nosotros».

«Fue nuestra elección, podíamos hacer una diferencia si no éramos espectadores. Pero el liderazgo no es sólo del Presidente o mío: es de ustedes, ustedes lo tienen. Vamos a convocar a cada argentino y a cada bonaerense porque la transformación tiene que ser más profunda. Hay que dejar atrás la idea de que va a venir una persona y todo va a cambiar: estamos peleando contra muchas décadas de fracaso, contra muchos que durante mucho tiempo fueron parte del sistema», prosiguió.

«La provincia es el distrito más difícil del país y estamos peleando contra muchas décadas de fracaso -dijo Vidal ante los presentes-. Elegimos la dificultad porque no queríamos ser más espectadores. No queríamos que la política que venía gobernando la provincia siguiera tomando decisiones por nosotros», afirmó.

«Tenemos que mostrar coherencia y perseverancia. El liderazgo es de ustedes. No sólo mio y del Presidente – instó Vidal-. Y vamos a convocar también a los argentinos a que lideren este cambio», dijo.

En referencia a los gobiernos anteriores a Cambiemos, Vidal aseguró: «No querían hacer nada que no fuera visible y de corto plazo. Por eso no se cambiaban los caños para que haya agua potable en los barrios», enumeró.

La jefa de Estado pidió a los 66 dirigentes sin tierra -entre los que hay ministros, senadores, diputados, y funcionarios de segundas y terceras líneas-, salir a comunicar los cambios que no se ven.

«Ayer sumamos el municipio 100 de SAME y tenemos 13 millones de habitantes asistidos», informó Vidal. «Nuestra gesta es explicarle a la gente qué estamos haciendo. Lo que hay que hacer de verdad. El Cambio es el de la no resignación», arengó.

«Nada de lo que hicimos en la provincia hubiera sido posible sin el acompañamiento del Presidente», afirmó, para que no haya dudas de que hay que elevar la figura del Jefe de Estado, ante el avance en las encuestas de Cristina Kirchner.

«Defiendan las convicciones de cada cosa que hicimos», pidió la gobernadora. «No nos achicamos. El punto de partida es mucho mejor que el de 2015».

«Con el Presidente tenemos claro que no es lo mismo pelear en la provincia que en otro lado», resumió.

El Jefe de Estado y la gobernadora participaron antes de una recorrida por un hospital en la ciudad de Saladillo. Allí, junto al Intendente José Luis Salomón, fueron la fábrica a Bayá Casal ubicada en la Ruta 205. Luego se sumó a la visita el ex jugador de fútbol Julio Olarticoechea, con quien recorrieron el Hospital Posadas.

Más tarde, el Presidente voló de regreso para presidir una reunión de gabinete antes de recibir los «dirigentes sin tierra», en Olivos, junto a Vidal, su mejor carta de presentación.

Comentarios

comentarios