La comunidad científica reclama contra la desfinanciación del Conicet

12 abril, 2019

El presupuesto destinado a Ciencia y Tecnología de este año fue del 0,25 % del Producto Bruto Interno (PBI), lejos del 1,5 % prometido en campaña. Durante la gestión de Cambiemos el recorte ha sido cada vez mayor por una clara imposición del FMI

Investigadores, estudiantes y becarios se movilizaron ayer al Polo Científico Tecnológico para reclamar que las políticas públicas en cuanto a Ciencia y Tecnología tomen otro rumbo. La semana pasada trascendió que en la última convocatoria para el ingreso al Conicet tan solo el 17,7 % de los postulantes lograron acceder a la Carrera de Investigador Científico (CIC).

En otras palabras, únicamente 450 de 2595 aspirantes fueron incorporados al sistema científico nacional, mientras que más de 2 mil personas que se instruyeron durante más de 10 años quedaron por fuera. “Hay que entender que este es un proceso que si se frena después es muy difícil volver a iniciarlo. Un investigador tarda muchos años en formarse. Entonces, si vos detenés el circuito después no tenés investigadores, y se hace muy difícil”, explicó Luis Baraldo, investigador del Conicet y vicedecano de la Facultad de Ciencias Exactas y Naturales de la Universidad de Buenos Aires (UBA).

Luego de las declaraciones del secretario de Ciencia y Tecnología, Lino Barañao, cientos de manifestantes le exigieron que asuma la responsabilidad de la situación. “Barañao es un cínico. No puede decir que no sabe cuál es el porcentaje del PBI destinado a ciencia y técnica. El porcentaje es del 0,256 por ciento, lo sabemos con una precisión de tres decimales. No puede decir nunca que lo desconoce. En 2015 estábamos en 0,35 por ciento y era bajo, pero ahora estamos peor”, describe Alberto Kornblihtt, doctor en Ciencias Químicas por la UBA e investigador superior del Conicet.

Además de la polémica por el bajo ingreso de los postulantes, la realización de las investigaciones está obstaculizada por la falta de financiación, algo que promueve la ‘fuga de cerebros’ en el país. “Los investigadores están poniendo plata de sus bolsillos porque a su vez sus trabajos se tienen que publicar. Se hacen en el momento que existe la oportunidad –expresó Baraldo–. Las cosas que se publican son originales, y lo que es original hoy, dentro de 3 años ya no lo es más”.

Comentarios

comentarios