ADOLESCENTES EMBARAZADAS POR DESINFORMACION

30 abril, 2007

8 de cada 10 jóvenes madres adolescentes, conocían el preservativo y otros anticonceptivos, y no los usaron. Los expertos dicen que hay que mejorar la calidad de la educación sexual.

La información es poder, siempre es mejor estar informado que no estarlo. En todos los ámbitos de la vida, desde las cuestiones mínimas, hasta las más trascendentes, como la sexualidad. Ahora bien ¿Qué sucede cuando la información que se tiene no es suficiente?

Así explican los expertos del CELSAM (Centro Latinoamericano Salud y Mujer) la profunda ambivalencia que existe entre el SABER y el HACER que surge en sus estudios: el último demuestra que 8 de cada 10 adolescentes madres porteñas, tenían información sobre métodos anticonceptivos, pero no los usaron porque creían que no quedarían embarazadas.

Otro estudio realizado por la Sociedad Argentina de Ginecología Infanto Juvenil dio como resultado que sólo un tercio de las adolescentes se cuidó en su debut sexual. En medio de la polémica sobre la educación sexual en las escuelas, los casos de embarazos adolescentes no deseados se siguen dando continuamente. En la Argentina nacen 100.000 bebés de madres que tienen entre 10 y 19 años, el dato obliga a encontrar una solución concreta al corto plazo.

“En nuestra línea gratuita y en los estudios encontramos que muchas veces hay una gran distancia entre lo que los chicos saben y lo que terminan haciendo, entonces decidimos bucear en esa pregunta: ¿Por qué, aún teniendo información, muchas veces los chicos no se cuidan?”, comenta la Doctora Alicia Figueroa, del CELSAM. Como respuesta encontramos, que no sólo la falta de información alimenta la falta de cuidado, sino también el PENSAMIENTO MAGICO, el famoso “a mí no me va a pasar”.

“Los adolescentes, por rasgos característicos de su edad, son más proclives al acto que a la reflexión. Y muchos creen que basta con pensar que algo no pasará para que no ocurra, aunque no haya fundamentos racionales ni lógicos para fundamentar esa idea. Esas huellas de pensamiento mágico son frecuentes cuando uno habla con ellos sobre la iniciación sexual o el ejercicio de la sexualidad en sí. Por eso es importante buscar nuevas maneras de acercarse a ellos, para que la información decante y se traduzca en acto”, explica la Psicóloga Andrea Gómez.

“Los chicos completan el vacío de información con mitos y fantasías y aún manejando información y conociendo los riesgos NO SE PROTEGEN; NI CUIDAN AL OTRO”, explica Figueroa.

Esa dicotomía se puede observar también en el tema SIDA. En Coordinación Sida del Gobierno Porteño, dicen que si bien muchos jóvenes saben que esta enfermedad puede tenerla cualquier persona, sin distinción de clase o raza, “Muchos siguen creyendo que el SIDA elige a los malos, sucios y feos. Eso de lo conozco de toda la vida sigue vigente”, comentan desde el CELSAM.

Otro de los mitos o creencias erróneas de los adolescentes es el de “ES DIFICIL QUEDAR EMBARAZADA”, como también lo es la creencia de que los métodos anticonceptivos aportan muchos problemas y pocas soluciones. Otro mito de las mujeres es pensar que el varón esta siempre muy bien informado en lo que a sexualidad respecta, sin embargo la realidad indica que en general saben menos que las chicas y tienen pocos espacios donde preguntar y aprender.

“Claramente no sólo falta una educación sexual, sino que falta una educación diferente. Actualmente, lo poco que se enseña es muy biologicista (se centra en los órganos reproductivos) o gira en torno a los métodos de anticoncepción”, dice Gómez.

Todavía en la actualidad en la mayoría de las casas argentinas la sexualidad sigue siendo un tema tabú. No se habla de sexo, y en las casas que se habla sólo se lo asocia con la reproducción, no como una parte importante de nuestras vidas. Hablar de sexo y masturbación como parte de la salud es para muchos algo de gente degenerada.

Y esto nos lleva otra vez al comienzo: la información es poder, siempre es mejor conocer que desconocer, conociendo uno puede elegir y generalmente se elige lo correcto, cuidarse y cuidar al otro.

El CELSAM tiene una línea de teléfono gratuita para que las personas puedan evacuar todo tipo de dudas con respecto a la salud sexual y reproductiva, 0800-888-235726.

Comentarios

comentarios

OPINIÓN Por Por Javier Fernández (Concejal Juntos por el Cambio-San Martín)

Miente que algo quedará, la lógica del gobierno actual

OTRAS NOTICIAS

Encuesta

¿ Habrá acuerdo con el FMI ?

Cargando ... Cargando ...
VIDRIERA POLÍTICA