Dilatan la licitación para ver quién contará los votos en las elecciones

18 febrero, 2019

Correo Argentino postergó dos semanas la apertura de sobres, por la cantidad de preguntas recibidas. Hay cuatro firmas en carrera para organizar el escrutinio provisorio.

La licitación que definirá a la empresa que se encargará del recuento provisorio de los votos en las elecciones de este año se postergó dos semanas. La recepción de ofertas, que debía concretarse el miércoles próximo, se pateó para el viernes 8 de marzo. Así, la pelea subterránea que están teniendo las compañías involucradas promete seguir escalando con acusaciones cruzadas e incertidumbre por un proceso inédito en los últimos veinte años.

Hasta ahora, hay cuatro empresas que suenan como contendientes, aunque el número podría aumentar o reducirse al momento de presentar las ofertas. La española Indra viene consiguiendo ese contrato de manera ininterrumpida desde 1997, siempre con cuestionamientos de que los pliegos licitatorios estaban armados a medida. De hecho, en 2017 una página del texto decía que una tarea específica la hacía “Indra”. Fuentes del mercado indicaron que eso se dio porque el pliego lo revisaron diferentes sectores internos del Correo Argentino y el Gobierno, que iban haciendo anotaciones en el borrador y se “olvidaron de borrar una”. Otros desconfían. Desde la empresa desestiman todas las críticas recordando que de las 11 elecciones que organizaron, en 7 ganó la oposición.

Creció al calor del chavismo organizando elecciones desde 2004 (allí reemplazó a Indra) pero terminó dándole un golpe fuerte al gobierno de Maduro al denunciar que las cifras de la Constituyente 2017 no coincidían en más de un millón de votantes con sus registros.

Otra empresa que estaría metiéndose en la pelea es la colombiana Thomas Greg & Sons, que viene organizando los comicios en ese país. El presidente Juan Manuel Santos había formado parte de la junta directiva de esa empresa, algo que siempre es recordado por aquellos que denuncian irregularidades en las votaciones. La empresa fue fundada por Thomas Gregorio Bautista y son sus tres hijos los que llevan adelante la firma. Uno de ellos, Camilo Bautista, es mencionado como el operador en Argentina. Los negocios que se le conocen es el equipo de polo Las Monjitas y un stud, del que salieron dos caballos que compitieron en el último premio Pellegrini. Estuvo poco tiempo preso, envuelto en un escándalo con un ex socio.

Llegó de la mano de Jesús Gil Ortega, un ex directivo de Indra que formó parte de las operaciones en el país los últimos veinte años. Fue corrido de Indra justo después de que se investigaran sobreprecios de la firma en Angola (Hacienda cerró ese caso). Scytl le ganó a Indra el escrutinio de la elección española en 2015. Ofreció mejor precio.

La local MSA, que organizó las elecciones con boleta electrónica en la Ciudad y Salta, también especula presentarse. Tiene la dificultad de que no cumple con el requisito de tener un antecedente con más de 90 mil mesas, pero igual evalúa competir. Hasta el 1° de marzo, las empresas pueden seguir presentando preguntas sobre el pliego, por el que se esperan ofertas cercanas a los US$ 30 millones. Ya se recibieron más de 110 consultas, lo que motivó a dilatar el proceso. Mientras tanto, seguirán el lobby y las acusaciones cruzadas.

Comentarios

comentarios