Tagliaferro, Ducote y los intendentes PRO que bancan a Jorge Macri para dar de baja las PASO

6 febrero, 2019

Primero el desdoblamiento; ahora las PASO. Todas alternativas para que la imagen nacional en caída no afecte el campo chico. Peña se esfuerza para sostener el acuerdo con la UCR y los intendentes van a todo o nada para no poner en riesgo los distritos.

Luego del veto de la casa Rosada al desoblamiento la expectativa ahora parece estar puesto en la situación de las paso y hay dos posturas claras: Marcos Peña sabiendo que el acuerdo con la UCR necesita de esa figura electoral para que siga firme y la de los intendentes bonaerenses con Jorge Macri a la cabeza que no quieren revuelo ni poner en riesgo el campo chico.

Bajo esa atmósfera política, los intendentes bonaerenses del PRO se juntaron anoche a cenar en el Concejo Deliberante de Vicente López con Jorge Macri como antrión, La comida se realiza una vez por mes, pero anoche cobró relevancia por tratarse del primer encuentro sin el desdoblamiento electoral en el menú de opciones. El primo del Presidente insistió públicamente con un antiguo reclamo: eliminar las Primarias Abiertas, Simultáneas y Obligatorias a través de una ley del Honorable Congreso de la Nación. El alcalde de Vicente López apeló a los mismos  argumentos que utilizó Peña para fulminar el desdoblamiento: “Se podría votar menos veces y ahorrar plata y ese dinero se podría utilizar para otra cosa”.

Más allá de la austeridad presupuestaria en materia electoral que pregona el Macri bonaerense existen argumentos políticos. Cambiemos tendrá candidaturas unicadas en los municipios mientras que el peronismo necesita la PASO para ordenar su interna y no dividir el voto.

Para defender sus territorios y potenciar a los “sin tierra” -candidatos en distritos donde gobierna el PJ- la liga de intendentes PROempuja la anulación de la PASO. No existe, en principio, una directiva que emane de La Plata para instalar esta demanda en la agenda electoral. Ni María Eugenia Vidal ni Federico Salvai aparecen como ideólogos de la jugada, que tampoco encuentra terminales en la Casa Rosada.

Más allá de la ventaja que Cristina le saca a Macri en provincia de Buenos Aires, el antecedente de la elección 2017 con una inación que cerró en 24,8% y estabilidad cambiaria -un paraíso en términos de escenario electoral comparado con la coyuntura actual- no arroja las mejores proyecciones para octubre. En la PASO de ese comicio legislativo, que funcionó como primera vuelta electoral, Cristina de Kirchner se impuso por 20.324 votos (34,27%) ante Esteban Bullrich (34,06).

Sin embargo, la imagen de Vidal, jefa de campaña y gura omnipresente en ese momento pegada a Bullrich, le permitió al exministro de Educación imponerse en la general. A pesar de todo, los intendentes macristas confían en que el Presidente será reelecto. Pero en segunda vuelta. Ese escenario complica a los municipios PRO que, en la primera del 27 de octubre podría padecer el arrastre hacia debajo de la candidatura de Macri.

El diagnóstico también complica a Vidal, quien el viernes podría estar presente la reunión del Foro de Intendentes PRO en el Círculo Policial del Olivos junto a Macri primo, Néstor Grindetti (Lanús), Nicolás Ducoté (Pilar), Martiniano Molina (Quilmes), Julio Garro (La Plata), Ramiro Tagliaferro (Morón) y Diego Valenzuela (Tres de Febrero), entre otros.

Fuente: Ambito.com

Comentarios

comentarios