Posse no quiere confirmar su candidatura y reflotan los rumores

14 enero, 2019

El intendente brindó una entrevista a Telam y dejó tela para cortar. El armado electoral, el desdoblamiento, la postura de los radicales frente a la coalición de Cambiemos. Con un puñado de frases y sin confirmar candidatura, Posse permite analizar algunos aspectos del oficialismo.

El intendente de San Isidro Gustavo Posse realizó una entrevista con Telam y dejó algunos indicios para analizar.

Cada vez que se lo consulta sobre su futuro, Posse repite que “los vecinos me eligieron cinco veces y siempre hice lo mismo: estar concentrado en la gestión y cuando llega el momento de firmar como candidato, decidir”. Sin embargo, su nombre aparece desde hace años vinculado a la posibilidad de gobernar la provincia de Buenos Aires. O bien, desde la llegada de Vidal y Cambiemos, acompañar la boleta como vicegobernador.

Hace rato estas especulaciones se enfriaron, en parte gracias a las actitudes que mostró Posse. Sin embargo, en la última entrevista a Telam fue cuestionado puntualmente sobre su candidatura y no quiso confirmar que luchará electoralmente en su distrito. La definición será confirmada sobre la hora.

Para entender el panorama basta revisar más declaraciones del intendente: “El radicalismo es la columna vertebral de Cambiemos. La UCR es ejemplo de cómo en democracia y en estado de república un partido grande apoya a un presidente”.

Las palabras están alineadas con las diferentes posturas de los radicales, que buscan tener más peso político en el armado de las candidaturas de este año. Casualidad o no apareció el nombre de Martín Lousteau como el dirigente con más posibilidades de representar la postura de los correligionarios.

Las especulaciones van desde una virtual competencia en una PASO, donde Cambiemos reedite y legitime su identidad de coalición como sucedió con Sanz y Carrió perdiendo por goleada con Macri en 2015. O bien en mandar un mensaje interno donde cada vez más correligionarios son críticos con el rumbo del gobierno. Atrás aparece un viejo operador boina blanca, Enrique “Coti” Nosiglia.

En el tablero también aparece la posibilidad del desdoblamiento electoral en la Provincia. Si esa posibilidad avanza, el ministro de Seguridad Cristian Ritondo sonó fuerte en el vidalismo para ser el vicegobernador. En el macrismo puro creen que la gobernadora puede buscar su reelección en algunos meses, y si la imagen de Macri sigue cayendo puede competir por la presidencia y dejar a un vice del riñon gobernando Buenos Aires.

Esa especulación le baja aún más el precio a los radicales y a la figura de Daniel Salvador.

A la hora de opinar sobre las candidaturas, Posse con Telam también fue tajante. Con elegancia, dijo que los mejores hombres en la Coalición los tiene el radicalismo: “Los lugares deben ser ocupados por los mejores dentro de un espacio. En ese sentido, el radicalismo tiene para aportar a los mejores”.

Para más especulaciones, hace algunos días aparecieron folletos en San Isidro con el rostro de Andrés Rolón, presidente del Concejo Deliberante. “Te invito a gestionar conmigo”, invita el texto con gráfica que respeta los colores y formas de Cambiemos. ¿En el Concejo o en el Ejecutivo ante una salida de Posse?

Como corolario, en una nota de análisis del Diario Clarin el nombre de Gustavo Posse volvió a aparecer como compañero de fórmula de Vidal.

Comentarios

comentarios