Los millones que el gobierno destina al G20

28 noviembre, 2018

Según un cálculo de las organizaciones que marchan contra la cumbre, la cifra superaría ampliamente los 10 mil millones de pesos. Los ministerios de Bullrich y Aguad adquirieron material bélico y de seguridad durante todo el 2018. Todo este material bélico y de confrontación contra las manifestaciones populares quedará luego disponible para su uso dentro del país.

Desde que este miércoles a las 8 llegó a Ezeiza el príncipe saudita, Buenos Aires dejó de ser lo quera. Al menos hasta el domingo, cuando Mauricio Macri tenga sus últimas reuniones bilaterales.

La capital argentina estará convulsionada por la cumbre del G20 que se desarrollará viernes y sábado. Pero el hueco por los millones que el gobierno gastará en el encuentro permanecerá más allá de los operativos de seguridad, los cortes y los servicios interrumpidos.

La izquierda denunció que el Gobierno gastó en el operativo para la cumbre alrededor de $ 12.085 millones, basándose en los datos que difundieron los medios sobre las compras en armamento y el gasto de logística. Esta suma es sólo un piso del verdadero gasto que realizó Cambiemos para el G20 porque no se conoce la totalidad de lo desembolsado.

Algunos de los gastos del Gobierno para el operativo fueron la adquisición de doce aeronaves Beechcraft TC6 Texan II a por U$S 160 millones; cinco aviones de combate Super Etendard por 12,5 millones de euros; cuatro lanchas artilladas por U$S 49 millones; cinco tanquetas 4×4 blindadas; un sistema de defensa antiaéreos por U$S 1,5 millones.

Se firmó con Israel un contrato por U$S 5 millones para la implementación de un Equipo de Respuesta de Emergencia Informática de Defensa Cibernética y un Equipo de Respuesta de Incidentes de Seguridad Informática. También hay gastos reservados que fueron autorizados a realizar los ministros de las carteras de Seguridad y Defensa; más gastos en logística, $ 3.000 millones.

La administración Macri intentó mostrarse como «austera y sobria» al presentar una «baja» en el presupuesto destinado a la organización del G20. Sin embargo, a partir de la asunción de Hernán Lombardi al frente de la organización, los gastos fueron creciendo. Se calcula que el Estado argentino terminará pagando 200 millones de dólares por un evento en el que no se cerrarán acuerdos comerciales, tratados de paz ni ningún pacto diplomático entre las naciones participantes. Más allá de las formalidades, la única expectativa política está puesta en el encuentro fugaz de los líderes que posarán para la foto de familia más cara de la historia para el país.

En septiembre, cuando Natalia Zang dejó de coordinar la Unidad Técnica del G20 y fue reemplazada por el jefe del Sistema de Medios, Hernán Lombardi, el gasto pasó de los 750 millones a más de 1000 millones. Pero desde Attac, una de las organizaciones miembro de la Confluencia Fuera G20-FMI, aseguran que el gasto final será de 200 millones de dólares, unos 7700 millones de pesos. El aumento del gasto, por $ 262,4 millones, se oficializó a través de la Decisión Administrativa 1651 publicada en el Boletín Oficial el 8 de octubre y que lleva las firmas del jefe de Gabinete, Marcos Peña, y del ministro del Interior, Rogelio Frigerio.

La politóloga Bettina Müller, de Atacc, dijo que a partir de este registro pudieron constatar que, hasta el momento, el mayor gasto está destinado a la compra de material bélico y a cuestiones de seguridad, por unos 1100 millones de pesos, que incluye la compra, por 12,5 millones de euros que el gobierno le giró a Francia, de los aviones Super-Etendard pero que no llegaron a ser reparados a tiempo y no están aptos para volar.

Comentarios

comentarios