Fabián Rossi dijo que está viviendo una «tortura» y que le ofrecieron ser testigo, pero se negó

21 noviembre, 2018

El empresario declaró en la causa por la ruta del dinero K y dijo que se arrepentía de haber confiado en la persona que lo hizo entrar en la financiera.

Fabián Rossi, el ex marido de Iliana Calabró, volvió a declarar en el juicio contra Lázaro Báez por presunto lavado de dinero. El empresario recordó cómo era su vida antes de ingresar a SGI y se mostró dolido por haber «confiado» en la persona equivocada.

«El Rossi», como se hizo popularmente conocido tras el paso de la hija de Juan Carlos Calabrópor ShowMatch, no aceptó ampararse bajo la figura del arrepentido. Explicó cuál fue para él su «único error»: «Estoy arrepentido por la persona que me llevo a SGI, y que conozco hace más de 30 años. Vieron lo que se hizo con mi vida estos días…», dijo, sin mencionar nombres.

Además, se quejó: «Estoy soportando un móvil en mi casa, eso es una camioneta con una luz que apunta a mi cocina, mi hijo en broma me dice ‘ahora ahorramos en luz'» y aclaró que vive con sus hijos Stéfano y Nicolás.

Rossi dijo sentirse solo en este momento en el que las cosas no están bien: «Esas mismas personas que me dijeron ‘Fabi confía, te vamos a ayudar’, hoy me dan la espalda, hablan mal de mí y se escudan en el anonimato. No está presente el presidente de SGI y quien me llevara a esa compañía. Estoy arrepentido de haber confiado en él».

«Quiero expresar que no tenía ningún motivo (para entrar a SGI), no tenía deudas, tenía familia, vivía en el mismo departamento hace 15 años y estoy acá producto del ‘veinte a darnos una mano’ y acá no está el capitán del barco y si le pregunto a la gente quién es, no tienen idea», reiteró, sin decir en ningpun momento el nombre de la persona que lo llevó a la financiera y hoy lo abandonó, según afirma él.

La semana pasada en su declaración también se había remitido a su vida antes de SGI: «Yo vivía en el mismo lugar desde hacía 15 años, estaba casado con la mujer que amaba hace más de 20, con reputación, imagen, nombre. Lamentablemente todo eso lo perdí y espero en este debate poder recuperar… Sé que todo es imposible, pero ese es mi deseo».

Comentarios

comentarios

OPINIÓN Por Jorge Benedetti

Cartas para construir la «pos pandemia»

OTRAS NOTICIAS

Encuesta

¿ Habrá acuerdo con el FMI ?

Cargando ... Cargando ...
VIDRIERA POLÍTICA