Presupuesto 2019: Vidal se reunió con Massa

2 noviembre, 2018

La gobernadora bonaerense se reunió ayer con el líder del Frente Renovador en busca de un aliado para lograr la aprobación del presupuesto 2019 de la provincia de Buenos Aires, que incluye mayor toma de deuda y un alza de impuesto de hasta el 40%.

 

El encuentro entre la gobernadora y el exintendente de Tigre tuvo lugar ayer en un hotel céntrico de la ciudad de Buenos Aires tras el almuerzo de la gobernadora con el Presidente Mauricio Macri. Vidal se llevó de la Casa Rosada un compromiso para hacer obras por el equivalente a los 19.000 millones de pesos de actualización del Fondo del Conurbano. No tendrá más transferencias de dinero: los 65.000 millones comprometidos con la firma del Pacto Fiscal sufrirán el impacto del ajuste por otros 25.0000 por los recortes pedidos por el FMI .

En este contexto, Vidal tiene que cerrar con menos recursos su caja para el año que
viene, por lo que comenzó a buscar socios para poder tomar deuda y subir impuestos. Cambiemos no tiene los dos tercios que exige la ley para aprobar una nueva autorización para tomar deuda por unos 100 mil millones de pesos y necesita consenso para la suba de impuestos en torno al 40 por ciento.

La jefa de Estado lo llamó a Sergio Massa que cuenta con un bloque de doce diputados y dos senadores en la Legislatura provincial a fin de que el líder del Frente Renovador le de apoyo en la discusión de las leyes vitales para su gestión.

El lunes la gobernadora enviará los proyectos a la legislatura provincial y Vidal ya eligió a quien será su principal aliado para negociar la ley de Leyes.

La mandataria provincial sabe que Unidad Ciudadana, los bloques peronistas y la
izquierda criticarán el aumento de deuda y la suba de impuestos. Estos bloques ya
presentaron pedidos de informes al Poder Ejecutivo para conocer el impacto de la
devaluación en las finanzas de este territorio. Por eso eligió al Frente Renovador, quien fuera su principal aliado en el inicio de su gobierno, para negociar primero. De este modo busca mostrar al resto de los partidos que ya tiene socios para encauzar el debate.

En particular es una señal para los intendentes peronistas de la oposición que exigirán obras y fondos para que sus legisladores levanten la mano.

 

Comentarios

comentarios