La Rosada escuchó las protestas de Vidal

29 octubre, 2018

La gobernadora y sus voceros reclamaron de diferentes maneras un recorte de 25 mil millones que sufrió la Provincia para el año que viene. Macri prometió a Vidal en persona que intentará arrimar 19 mil millones. La urgencia es poder tener recursos para pasar diciembre y los meses del verano.

El Presupuesto de ajuste que elaboró el FMI y que tuvo media sanción de la Cámara de Diputados trajo roces en la coalición de gobierno. Quizás la más afectada en el recorte sea la gobernadora de Buenos Aires María Eugenia Vidal, quien además tiene la fortaleza de ser la figura más firme dentro de Cambiemos en épocas donde la imagen del presidente Mauricio Macri sólo muestra caídas.

En el debate del presupuesto nacional, que derrama hacia la conformación del presupuesto bonaerense y los números de cada distrito, referentes del vidalismo tuvieron cruces en redes sociales con los funcionarios del Ministerio de Hacienda.

El propio Nicolás Dujovne fue citado por un periodista: “Si quiere ser presidenta, que sea con su plata”. ¿Fue así? Respondió el ministro De La Torre. Y Frigerio intentó calmar las aguas. En el gobierno central quieren cumplir a rajatabla las exigencias del FMI y una de las más afectadas es la principal figura del oficialismo.

Las diferencias se habrían resuelto en la mesa más chica que tiene Cambiemos, donde solamente hay dos sillas. Macri le prometió a Vidal estudiar una compensación del recorte de 25 mil millones que tendrá Buenos Aires, en beneficio de otras provincias que hicieron demandas para aprobar el presupuesto. A cambio pidió la mordaza de los funcionarios bonaerenses, que por la gobernadora traspiran la camiseta y por el presidente apenas si pierden el aliento.

La Nación publica un diálogo entre el presidente y la gobernadora: “Si puedo te ayudo antes de fin de año, pero si no puedo, no. Veremos las alternativas”. Casi una broma. El mandatario podría acercar 19.000 millones en acuerdo con otras provincias. No es suficiente pero es algo.

En el territorio bonaerense patalean porque la inflación se comió los costos operativos que tiene la gestión para prestar servicios o pagar sueldos. Como algún sindicato en una paritaria con cláusula gatillo o en el sendero de las distribuidoras de gas afectadas por la devaluación, Vidal pretendía un resarcimiento que le permita pasar el verano con cierto aire. Pero sobretodo, armar un operativo “anti diciembre” en las próximas semanas.

Los apuros del gobierno con el presupuesto no solamente responden a las exigencias del Fondo. A fines de noviembre se realizará el G20 en Bariloche con los mandatarios más poderosos del planeta. ¿Es la última chance de Macri para atraer inversiones e insertarse en el mundo antes del final de su mandato?

Pero el ajuste dio otro golpe más: la provincia recibirá menos dinero por el Fondo del Conurbano. Serán 40 mil millones cuando el acuerdo del pacto fiscal marcaba 65 mil millones. En el gobierno dicen que la diferencia se había otorgado con anticipación para pagar subsidios por luz y gas.

Comentarios

comentarios

OTRAS NOTICIAS

Encuesta

¿ Habrá acuerdo con el FMI ?

Cargando ... Cargando ...
VIDRIERA POLÍTICA