Las elecciones en Brasil y la posible réplica de una “persecución política” a CFK desataron una nueva interna en el Frente Renovador

8 octubre, 2018

Felipe Solá y Daniel Arroyo firmaron una misiva que se manifestaba en contra de estos procedimientos en América Latina. Graciela Camaño les salió al cruce. Todo vía twitter.

A un año de las elecciones el reacomodamiento de las fichas en el desmembrado tablero peronista trae aparejados internas dentro de los mismos espacios políticos. El Frente Renovador viene siendo uno de los casos más resonantes. Sus principales integrantes volvieron a dar la nota en el día de ayer.

Las elecciones en Brasil, y el triunfo del ultraderechista, Jair Bolsonaro, sobre el petitsta Fernando Haddad fueron observadas al detalle por varios integrantes de la política nacional. Lo que suceda en el país vecino será determinante para la Argentina.

Bajo este contexto, el fin de semana se difundió una carta pública firmada por varios mandatarios de América Latina y de otros continentes expresándose en contra de lo que sería una “persecución política” y los correlatos que puede tener en otros países ,como el nuestro, con la ex presidenta, Cristina Fernández de Kirchner. Los, hasta el momento, integrantes del FR, Solá y Arroyo fueron algunos de los tantos firmantes.

Camaño reaccionó a través de su cuenta de twitter: «Un ex presidente investigado por corrupción con secretarios, funcionarios y empresarios arrepentidos no es un «perseguido político» @LicDanielArroyo NO ESTOY DE ACUERDO, todos somos iguales ante la ley, que se investigue sin presiones».

Solá recogió el guante y le respondió por la misma vía: «Brasil es un duro llamado de atención. Nos tenemos que poner de acuerdo los que queremos otro camino: Cristina, los gobernadores, el peronismo, los socialistas, los radicales que se hayan arrepentido de jugar con Macri y también los cuatro de la foto del otro día».

Replicó la líder del massismo en diputados: «Sería el primer caso de aprendizaje sobre una derrota. De las derrotas no se aprende nada. Son eso, derrotas. Sirve para la autocrítica. Lo que enseña Brasil es que los únicos que miran por el espejo retrovisor son algunos políticos».

Otro que se sumó y encuentra desde hace tiempo alejado del espacio y más cerca de la línea de Solá dentro del massismo, es Facundo Moyano. El hijo del camionero, disparó: “la autocrítica sirve si después se corrige el camino. Las últimas dos derrotas del FR (2015 y 2017) no dejaron mucho parece. Por eso algunos siguen haciendo anti kirchnerismo mientras Macri empeora todos los problemas que dejó el gobierno anterior».

Camaño siguió firme en su postura: «Creo que la sociedad no piensa en Macri o CFK. Ese dilema es del círculo rojo. La obligación de los políticos es construir soluciones. Ambos son un pasado de fracaso y frustración si hay inteligencia, capacidad y ganas de pensar en el pueblo antes que en los intereses personales».

El cruce entre estos dirigentes es uno más de los que se vienen dando desde hace tiempo en el Frente Renovador. De un lado aquellos que tienen el límite en CFK con Massa y Camaño al frente; en este sentido tuvo un alto impacto la foto de hace unos días junto a Juan Manuel Urtubey, Juan Schiaretti y Miguel Ángel Pichetto.

Al poco tiempo, la línea de Solá, a la que suman, entre otros, Moyano (h) y Arroyo, y pregonan por la unidad incluso con el kirchnerismo, mostraron su disconformidad. En este sentido, el ex gobernador de la provincia, indicó que la foto como el espacio que quieren conformar es hacerle el juego al macrismo al dividir a la oposición.

Comentarios

comentarios