Vidal intentará que la inflación se «coma» lo menos posible el Fondo del Conurbano

23 septiembre, 2018

A diferencia de las demás partidas coparticipables, el Fondo no se actualiza automáticamente con la inflación. El resultado de la gestión -y presión- con Nación determinará los recursos para el año electoral. En medio de la crisis social, Vidal, Stanley y López Medrano recibieron el apoyo de obispos.

Cuando Mauricio Macri anunció que habría recortes en los fondos públicos, los gobernadores supieron que ellos deberían hacer lo mismo. Los opositores lo tomaron con críticas y resignación. Los oficialistas debieron hacer lo mismo pero sin chistar. María Eugenia Vidal y Horacio Rodríguez Larreta aceptaron la transferencia del transporte y servicios públicos, sin el dinero correspondiente de Nación.

Desde Nación le recordaban a Vidal el gran triunfo que se anotó el año pasado al actualizarse el (por demasía) desfajado Fondo del Conurbano bonaerense.

Sin embargo, esos miles de millones que la Provincia más grande del país ganó en 2017, la inflación del 2018 los están mermando. Ahora intentará patalear para perder lo menos posible en el año electoral del 2019.

La inflación de este año sería del 35 o 40 por ciento. Si Cambiemos logra reducirla a la mitad para el año próximo, se licuarán hasta dos tercios de los 65 millones de pesos del Fondo. Esta partida no se actualiza como los demás flujos coparticipables. Por lo que su principal enemigo es la inflación.

El Fondo del Conurbano no se actualiza automáticamente, pero intentará -vía negociación- que se actualice manualmente. El resultado de esa gestión determinará los recursos con los que la Gobernadora contará para gestionar el año próximo, un año electoral donde además se espera el peor coletazo del ajuste.

La meta de Vidal es adelantar la actualización por inflación del Fondo del Conurbano a los ejercicios 2018 y 2019, en lugar de esperar a 2020 como lo establece el consenso fiscal firmado entre los gobernadores en diciembre del año pasado. Eso le permitiría a la Gobernadora recuperar 19.000 millones, una buena parte de los 25.000 millones que deberá afrontar para afrontar los costos de los subsidios a la energía y el transporte.

El camino parlamentario para acceder a esos $19.000 millones parece hoy descartado: implicaría que los legisladores que responden a los gobernadores avalen que mientras con una mano Buenos Aires acepta de la Nación el costo de los subsidios al transporte y la energía, con la otra recibe el cheque para saldarlos.

La herramienta tampoco aparece contemplada en el proyecto de presupuesto 2019. Así quedó en claro anteayer en el Congreso, cuando el diputado Diego Bossio (Bloque Justicialista) preguntó si el artículo 68 de la iniciativa, que faculta a la Secretaría de Hacienda a «dictar normas complementarias y/o aclaratorias» para cumplir con el Fondo del Conurbano, abría una ventana para actualizarlo por inflación.

REUNIÓN CON OBISPOS

La gobernadora María Eugenia Vidal y la ministra de Salud y Desarrollo Social, Carolina Stanley, mantuvieron este viernes una reunión con 14 obispos para hablar sobre la situación alimentaria de las zonas más pobres de la Provincia de Buenos Aires.

Las funcionarias estuvieron acompañadas por el ministro de Desarrollo Social bonaerense, Santiago López Medrano, y por Gabriel Sánchez Zinny, director de Cultura y Educación.

La Gobernadora y la ministra expresaron a los representantes de la Iglesia Católica su decisión de extremar todos los recursos para la asistencia alimentaria, en particular en las zonas más carenciadas del territorio bonaerense.

Comentarios

comentarios

OTRAS NOTICIAS

Encuesta

¿ Habrá acuerdo con el FMI ?

Cargando ... Cargando ...
VIDRIERA POLÍTICA