Aumenta la demanda en comedores escolares, ahora también van los adultos

6 septiembre, 2018

El aumento de la cantidad de gente que asiste tiene relación directa con la crisis del dólar que pega fuerte en la inflación e impacta en los sectores más desprotegidos. Según el último informe de la UCA el 33% de los chicos asisten a comedores escolares.

 

 

 

Tras los últimos anuncios del presidente Macri luego de la última corrida cambiaria, las especulaciones llegaron a la Provincia de Buenos Aires, donde la situación social es notablemente más precaria que en otros puntos del país. Se sabe: una de las preocupaciones principales del gabinete que conduce la gobernadora es la emergencia alimentaria en el conurbano, una ecuación que ha resultado en otras oportunidades en violencia y saqueos.

Funcionarios del área de educación en el partido de San Martín afirman que la magnitud del problema es peor de lo que se creía: «Está pasando que no sólo van los chicos a los comedores; van los padres que, en general, se quedaron sin trabajo. Algunos se acercan a pedir yerba, azúcar o harina«.

Los comedores escolares en el conurbano son, en general, el termómetro de la medición de pobreza en la provincia. Sin ir más lejos, las últimas mediciones de la UCA concluyeron que el 63,7% de los chicos padece déficit de vivienda y un 37,7% depende de los comedores escolares. Además, el 54,2% de los chicos es pobre, el 13,1% indigente y el 33% presenta problemas de necesidades básicas insatisfechas.

Una de las voces autorizadas a nivel nacional en lo que respecta a comedores escolares es la dirigente social y fundadora de Los Piletones,  Margarita Barrientos que admitió días atrás el incremento de personas que asisten desde su fundación.

Margarita Barrientos junto a Mauricio Macri

Barrientos aseguró que últimamente «hay más gente en los comedores» que no solamente se acerca para alimentarse sino también para buscar medicamentos. También advirtió que«hay una suba» de precios en la comida. En ese sentido, dijo que «es muy necesario» que el Gobierno aumente la ayuda para los más humildes ya que «es el momento ideal para ayudar a la familia».

Otro de los afectados es el distrito que gobierna Verónica Magario. Fuentes cercanas a la intendenta de La Matanza señalaron a LaNoticiaWeb que la preocupación por la crisis alimentaria es alarmante: «Nos gustaría saber qué hace la provincia con el presupuesto que tiene; cada vez tenemos más gente en los comedores y menos que ofrecerles».

López Medrano sostuvo que «se trabaja todo el año para diciembre»

En línea con la importancia de la escolaridad en la infancia y la adolescencia dentro de un complejo contexto social en términos alimentarios, el Ministro de Desarrollo Social de la Provincia habló con LaNoticiaWeb: «Se está planteando reforzar programas alimentarios y las bases de programas sociales«, aseguró, al tiempo que destacó que «la cuestión más fuerte de la inflación es en los alimentos de la canasta básica: es más ágil reforzar esos programas que salir a inventar o crear un programa nuevo«.

Mientras tanto, los índices económicos son preocupantes. En lo que va del año, la moneda nacional perdió más de un 100% de su valor frente al dólar. El Ministerio de Hacienda estima que la inflación de 2018 será del 42%, en vez del 15% que se había proyectado. Aunque en marzo el Indec estimaba que un 25.7% de los argentinos estaba en situación de pobreza, frente al aumento de las dificultades económicas la Universidad Católica Argentina (UCA) estima que más de un 30 % de la población podría encontrarse en esa condición.

 

 

Comentarios

comentarios