Desde CONADU aseguran que las universidades viven la «época de los 90’»

22 agosto, 2018

El secretario general de CONADU Histórica, Luís Tiscornia, dialogó con UrbanaBA en la tercera semana de conflicto. Paritarias a la baja y congelamiento presupuestario para 2019.

¿Cuál es el panorama actual?

La situación es muy grave. Somos 150 mil docentes que dependemos del ministerio de educación de la Nación. Los únicos docentes dependientes de Nación, la única paritaria que tiene. No tenemos resueltos los salarios de 2018. El gobierno pagó un 5% en mayo y va a pagar 5,8% en agosto. Hoy la inflación es del 19% y en algunas regiones del 22%. La proyección es del 30%. El gobierno insiste con el techo del 15. Estamos hablando de un reducción del 10/15 %. Para recordar una pérdida de esta magnitud hay que pensar en De la Rúa cuando por decreto bajó salarios un 13%. Hay un presupuesto licuado por inflación, reducción de casi 4000 millones de pesos que se aprobó el año pasado, y además demora en el envío de las partidas. Es un cóctel explosivo.

Hay una imagen que se hizo viral en la Facultad de Económicas que dice “remate”…

Le voy a dar un dato. El cartel es de hace mucho años. Lo volvieron a sacar. Expresa muy bien la situación, porque no solo buscan reducir el déficit del Estado con el recorte, quieren además forzar a la universidades al remate. De hecho, hay varios rectores que dicen que las autoridades hablan de “sponsorear”; vender publicidad o investigaciones. De ahí al arancelamiento hay un solo paso.  Es la época de los 90’.

Ustedes prevén que el presupuesto para el 2019 también será a la baja…

Todavía no se conocen los detalles. Lo que sí se conoce que desde el gobierno le han dicho a las universidades que el presupuesto es igual para el año que viene en términos nominales. Sin ningún tipo de actualización. Eso es un ajuste del 30% o 35%. La inflación no se sabe cuánto va a ser.

¿El parate es total? ¿Hay lugares donde se dan clases informativas? ¿Cómo está la situación?

Hemos convocado un cese total de actividades. La adhesión es total. En muchas universidades lo que hacen las cátedras en convocar a los estudiantes para explicar. Puede ser que en algún sector habrá menor adhesión. Lo peor que podemos hacer nosotros es resignarnos. Lo que hay que hacer ahora es poner nuestra energía en esta situación extraordinaria de ajuste.

Comentarios

comentarios