María Eugenia Vidal adelanta un aumento para los estatales en la provincia de Buenos Aires

19 julio, 2018

Con los sueldos de julio dará el 4% previsto para septiembre. Es parte de las medidas que toma para afrontar la crisis.

Con la intención de compensar parte de la pérdida del poder adquisitivo en los salarios de los trabajadores estatales por la inflación de los últimos meses, el gobierno bonaerense liquidará con los sueldos de julio un aumento del 4% que estaba previsto pagar en setiembre. La medida, según el instructivo de liquidación que está llegando a todas las reparticiones públicas de la Provincia, no incluye a los funcionarios.

Como se sabe, la negociación con los gremios determinó en su momento un incremento del 15% a pagar en tres cuotas. La primera, del 7%, se abonó en enero y la segunda, del 4%, en mayo. La última, también del 4%, era para setiembre, pero estará en las boletas de cobro con los haberes de este mes. El miércoles pasado, al anunciar algunas medidas para atenuar el efecto inflacionario, María Eugenia Vidal reconoció que “la inflación es más de la esperada y está pegando mucho más en los alimentos”. Por ello, en esa oportunidad, realizaba el anuncio de los descuentos del 50 % en compras en algunos supermercados a los que podrán acceder clientes del Banco Provincia. Antes había determinado el aumento de las asignaciones familiares y de las jubilaciones, además del adelanto de pago del aguinaldo para todos los empleados estatales.

En las últimas dos semanas, la gobernadora puso en marcha un dispositivo de contención que disponía líneas con créditos de apoyo a pymes al 20 y 25 %, destinados a la compra de insumos o renovación de equipamiento energético. Ahora, el Ejecutivo provincial retoma la cuestión salarial porque los incrementos quedaron pulverizados por la inflación. En los primeros seis meses del año está cerca del 16%, cuando la previsión para todo el ejercicio era de 15%. Sobre ese guarismo se firmaron las paritarias, en forma escalonada. El adelanto de la tercera cuota es la admisión del problema.

La propia gobernadora Vidal explicó hace días que “estamos transitando meses difíciles”. De acuerdo con los datos del INDEC, en el primer semestre de 2018 el índice de precios al consumidor en el Gran Buenos Aires, que se toma como referencia para cotejar los sueldos con la inflación, alcanzó el 16 %. Y todavía no se incorporó julio (3,7%). De allí el desfasaje con el 15%, escalonado, de los estatales bonaerenses. En los primeros días de agosto, según el cronograma, será percibido el adelanto.

La resolución procura encarrilar la negociación con el sector más representativo de la administración pública. Otras entidades gremiales, como ATE, el CICOP y los judiciales mantienen el conflicto. También está pendiente la definición con los sindicatos docentes que anunciaron medidas de fuerza para después del receso escolar de invierno.

El mapa social preocupa a Vidal, quien acaba de anunciar un refuerzo de los programas de asistencia por 318 millones de pesos. En la ayuda alimentaria firmó un aumento en el programa Más Vida, un subsidio de 5.000 pesos mensuales para los comedores comunitarios y la ampliación del alcance del plan Un Vaso de Leche por Día.

Comentarios

comentarios

OTRAS NOTICIAS

Encuesta

¿Cómo considera que está la situación económica actual del país, en comparación a un año atrás?

Cargando ... Cargando ...
VIDRIERA POLÍTICA