Aportantes truchos: Jorge Macri rompió el silencio

18 julio, 2018

En línea con lo que han expresado sus jefes políticos, pidió que se investigue sin importar “si es una denuncia del kirchnerismo” y recalcó el proyecto para bancarizar los aportes.

Jorge Macri, intendente de Vicente López.

A más de tres semanas de destaparse la causa por los supuestos aportantes truchos a la campaña de Cambiemos de 2017, y también de 2015, desde el oficialismo y algunos dirigentes a quienes implican, comienzan a romper el silencio.

El intendente de Vicente López, Jorge Macri, ha sido uno de los nombres más apuntados en torno al entramado de la investigación periodística que ya tomó ribetes judiciales. Incluso el ex candidato a jefe comunal por el espacio en Ituzaingó, Osvaldo Marasco, habló de que “la guita negra se manejaba en Av.Libertador 135, Vicente López, en el complejo ‘Al Río’” y que él “siempre dominó el partido y el dinero”.

El primo presidencial, en declaraciones a radio La Red, argumentó: “hay mucho desorden; gente que dice que aportó y después se olvidó, o gente a la que por ahí le usaron el nombre”. “Hay que descubrir quién es el responsable de la gente que dice no haber aportado, porque es muy grave”, agregó.

Además, en línea con los argumentos esgrimidos desde el espacio, siguió el mismo libreto: criticó el actual sistema de financiamiento de campañas y destacó el proyecto que presentaron, “bancarizar los aportes es un camino en el sentido correcto”.

Por último, como Vidal en su momento, hizo una leve vinculación de la causa al espacio político de la ex Presidenta: “está muy bien que se investigue y que todos los espacios políticos expliquemos las dudas que tenga la Justicia, más allá de quién denuncie; no importa si esto es una denuncia impulsada por el kirchnerismo. Hay que ir, responder, demostrar, y que la Justicia esté tranquila”.

Comentarios

comentarios

OTRAS NOTICIAS

Encuesta

¿Cómo considera que está la situación económica actual del país, en comparación a un año atrás?

Cargando ... Cargando ...
VIDRIERA POLÍTICA