La cita final

13 julio, 2018

por Marcial Ferrelli

Francia y Croacia se disputarán la corona el domingo en Moscú. El antecedente más importante entre las selecciones fue en la semifinal del año 98, en donde el local venció a los balcánicos y accedió a la final, que ganaría luego a Brasil, para levantar la copa en París.

A horas de la culminación de un Mundial lleno de momentos dignos de un relato épico, hinchas y seguidores se preparan para el duelo final entre Francia, campeón hace veinte años y la selección que se convirtió en la Cenicienta de Rusia 2018.

Croacia, una joven selección que ha participado en 5 de 6 mundiales en su corta historia como nación independiente, el domingo disputará por primera vez una final. Logró meterse en la fiesta, “con garra y el gran corazón de un equipo valiente” como dijo ‘Súper Mario Manzukic’, luego de la heroica victoria sobre Inglaterra en semifinal.

El entrenador Zlatko Dalić comanda un grupo de jugadores con un promedio de edad de 27 años, los líderes y estrellas del equipo: Ivan Rakitic, Luka Modric y Mario Manzukic, 30 y 32 años. A pesar de ser un plantel de corta edad, mostró carácter y madurez para revertir resultados.

Actualmente la selección balcánica ocupa el vigésimo puesto en el ranking FIFA y será la primera selección en disputar una final con el peor lugar en la tabla. En el Mundial de Francia 98, perdió en semifinales, justamente con el anfitrión y su próximo rival del domingo.

Imagen relacionada

La carrera de Croacia al séptimo partido fue sobre un carril de victorias claras en fase de grupos y de gran desgaste en el último raid, llega con noventa minutos más de juego que su oponente —tres partidos de 120 minutos—. Con coraje manejó los suplementarios y sorteó los penales con temple.

Francia cuenta con más experiencia mundialista y esta será su tercera final disputada. Disfrutó, hace dos décadas, de las mieles de la copa en su propia casa —batió a Brasil por 3 a 0—, y en 2006, sufrió la amargura de perder por penales contra Italia en Alemania. Es recordada la triste imagen de la despedida de Zidane de los mundiales y el fracaso de la temprana vuelta en 2002.

Imagen relacionada

Hoy los galos gozan de haber llegado a la instancia definitoria con total personalidad, dejando en el camino a selecciones protagonistas como Argentina, Uruguay y Bélgica —en los 90 minutos— por la segunda fase de la copa.

Francia es el favorito en los papeles, cuenta con un plantel lleno de figuras y un equilibrio táctico que lo convierte en un equipo ganador, confiable y seguro. M´bappe dejó de ser una promesa y encabeza la ofensiva junto a Griezmann y Giroud. Deschamps cuenta con la mejor zaga central del Mundial, Varane y Umtiti, marcan la diferencia en jerarquía, aportando gol y cerrando la defensa. Laterales con buena proyección y el “doctor” Pogba organizando el juego y los tiempos.

El técnico francés era el capitán de aquel equipo Campeón del 98, así que de ganar en Rusia pasará a la historia por haber conquistado la copa como jugador y entrenador.

Resultado de imagen para deschamps

Enfrente los “Vatreni” —apodo de la selección croata que significa fuego—, intentarán vengar a la anterior generación de bronce, dueña de la hazaña liderada por Davor Suker, Zvonimir Boban y Robert Prosinecky en 1998,  y que se convirtió en un símbolo de la naciente república después de dejar atrás un pasado de guerra y de divisiones en la antigua Yugoslavia.

Antes del debut frente a Nigeria, el técnico Dalić, les mostró una película a sus jugadores. Era el reciente documental realizado por mexicanos titulado ‘Vatreni’, sobre la consolidación de un grupo de jugadores que en menos de 8 años —del 93 al 2001— logró lo impensado. El estratega quería motivar a su grupo, seguro de que sus guerreros estaban listos para convertirse en héroes.

Resultado de imagen para vatreni

La fiesta final será el domingo en Moscú, los asistentes a la gala esperan el gran baile del príncipe ‘bleu’, pero el invitado menos esperado ya tiene lista la carroza, intentará romper el hechizo y calzarse “el zapatito de cristal”: la Copa del Mundo.

La fiesta final será el domingo en Moscú, los asistentes a la gala esperan el gran baile del príncipe ‘bleu’, pero el invitado menos esperado ya tiene lista la carroza, intentará romper el hechizo y calzarse “el zapatito de cristal”: la Copa del Mundo.

 

 

Comentarios

comentarios