Duhalde: “Lavagna está 1° en las encuestas, su personalidad supera la grieta”

10 julio, 2018

LaNoticiaWeb entrevistó enUrbana BA al ex presidente y ex senador peronista. Evita criticar tanto a Macri como a Cristina. Pide que “los peronistas vayan a una PASO en 2019”.  Aconsejó al presidente sumar a la oposición al gobierno en esta crisis. Y habló de su futura reunión con Massa: “Hablamos por teléfono este fin de semana”.

Eduardo Duhalde no participaba activamente en los debates públicos y mediáticos. Pero siempre está. Y se lo nota más maduro que nunca: evita criticar a Mauricio Macri y a Cristina Kirchner porque considera que no le suma al país.

LaNoticiaWeb entrevistó en Radio Urbana BA al expresidente de la Nación. Peronismo, Cambiemos, elecciones 2019, sus candidatos y su rol para el año que viene. Todo en esta entrevista.

Parece grandilocuente decir que Macri admitió errores en Tucumán por el 9 de Julio. ¿Usted lo sintió así?

El presidente, el país, el gobierno, están en un momento difícil. Van cambiando. Negaron las cosas. Cuando la oposición decía cosas que ellos admiten como errores, salían con tapones de punta diciendo que por lo menos eran desestabilizantes. Hay que comprender esta situación. Prefiero hablar de otros temas porque no se llega a nada.

Cuando lo consultaron por la comparación del 2001, usted dijo que esta situación era distinta, era algo menor, fácil de salir. ¿De qué manera?

Primero creando las condiciones. Si uno camina para el lado contrario de la salida, se aleja más. En los 90 cuando asumí la gobernación, dije que era muy antiguo eso que Perón o Balbín habían dicho en los 70. “El que gana gobierno, el que pierde acompaña o ayuda”. Antes de los 50 se podía gobernar porque no se respataba al Parlamento ni a la Justicia. Eso pasó en todo Occidente. Eso ya no sirve más. Hoy tienen que gobernar todos. Yo impuse un nuevo paradigma en la Provincia: el que gana gobierno y el que pierde también gobierna. ¿Cómo? La gobernanza tiene dos grandes funciones: administrar los fondos fiscales y de créditos, y controlar cómo se usan esos fondos. Esta segunda función se la dejé a la oposición. Fue un gobierno en el que gobernaban todos. Eso también pasa cuando asumimos con el doctor Alfonsín la presidencia del 2002. Fue un cogobierno arreglado por gobierno el día anterior. Las leyes las íbamos a presentar juntos. Eso garantizaba lo indispensable: la mayoría parlamentaria. Y ponernos espaldas con espaldas porque afectábamos intereses financieros, especulativos. Vinculados a organismos internacionales de créditos. Con la ayuda de ALfonsín, la Iglesia. Se sale todos juntos. Sino es una soberbia, que yo llamo “borrachera de poder”.

Ismael Bermúdez hace referencia a bajar el gasto público, algo que debe ser necesario. Él dice que ahora aumenta el pago de interés de la deuda. Es la manta corta. Reducís, con un costo social, el déficit pero vamos a pagar más intereses de deuda.

Nunca dije ser experto en macroeconomía. Pero se estudia para salir de la salida. Remes Lenicov vino con una misión en 2002: estudiar a fonde cómo se puede salir. Los que creen que se puede salir con una idea, y que es infalible, se equivoca. Hay que tomar determinación difíciles, pero crear las condiciones. No hay que pelearse. No sirve para nada. A veces me preguntan por Cristina o por el Presidente. Yo no hablo mal de nadie. No sirve. Las energías deben usarse criteriosamente. Gobernar es priorizar. Y la prioridad de la oposición es ver cómo poder reorganizar la fuerza política de la oposición. Y en eso estoy, sin ningún interés. Goberné 30 años. De 1974 hasta el 2004. Tengo experiencia. No por lo que hice bien, sino por tantas veces que me equivoqué.

Se cumplieron 30 años de la interna de Menem y Cafiero. En vías del 2019, se habla de que ustedes postula a Lavagna. También de reuniones con Tinelli.

Lo de Lavagna no es un tema mío. Está primero en las encuestas desde el año pasado. Los encuestadores más destacados no lo mencionan, menos él. Es una opinión de la gente. No es un hombre de lo partidario. Fue secretario de ALfonsín. Lo convoqué en momentos difíciles. Vino. Se puso al frente. Después se quedó con Kirchner hasta que no gustaron algunas cosas. Supera la grieta en su personalidad. Hablé con él. No está deseoso de ocupar un cargo, pero si lo necesitan está.

Massa está en silencio, pero activo. Lavagna está en su mismo espacio. ¿Habló algo sobre esto?

Con Massa hace tiempo no hablaba. Se fue a EE.UU. este fin de semana y me habló por teléfono. Se fue por 11 días. Acordamos de conversar. Es un buen ejecutor. Son buenos ejecutores pero están verdes para la organización estructural de un partido. Es joven y tiene muchas condiciones.

¿Imagina una unidad después de las PASO o dos espacios del peronismo en 2019?

Deseo que haya dos posiciones y que se decida en las PASO.

Me acordé de su amigo Lula y lo que pasó el fin de semana.

Recién estaba llamando. Quiero ir a verlo. Pedimos autorización para ir a visitarlo. Es lamentable lo que está pasando en Brasil. No me gusta hablar de la Justicia y de Parlamentos de otros países, pero es de una injusticia notoria.

Comentarios

comentarios