Acuerdos entre Cambiemos y Unidad Ciudadana en el Concejo Deliberante de San Isidro

5 julio, 2018

Fue una sesión extensa de más de 5 horas de duración. El concejal Marcos Cianni fue designado Vicepresidente 2do. del cuerpo. Además se votó una nueva conformación de Comisiones. Hubo menciones a los más de 100 despidos que se produjeron la semana pasada. Nuevo mapa de la oposición.

Marcos Cianni, nuevo Vicepresidente 2do. del Concejo Deliberante

Se desarrolló una nueva sesión en el Concejo Deliberante de San Isidro, donde se muestra un nuevo escenario político, con acuerdos entre Cambiemos y Unidad Ciudadana.

Este miércoles, en un encuentro de más de 5 horas de duración, el expresidente Carlos Castellano comenzó la jornada presentando una cuestión de privilegio, a través de una nota firmada por él mismo, los vecinalistas Abella y Lutufyan, y los kirchneristas Sarmiento y Cianni. Allí defendió la distribución de módulos entre los bloques políticos durante su presidencia, defendió a los contratados cesanteados y cuestionó el nuevo ordenamiento de Comisiones. Durante sus palabras, el concejal se refirió a los “acuerdos políticos” que el oficialismo siempre mantiene con otros bloques para buscar consensos.

La mención, en plena alocución sobre los trabajadores despedidos, no fue casual. El bloque de Unidad Ciudadana fue el único que pudo recuperar los contratos de sus empleados. En las filas del kirchnerismo mencionan el plan de lucha que incluyó la toma del Concejo Deliberante como razón principal para lograr las reincorporaciones. Pero también hubo diálogos con el possismo.

Casualidad o no, apenas unas horas más tarde, en la sesión de este miércoles, el concejal Marcos Cianni fue electo Vicepresidente 2do. Pero además, la bancada de Unidad Ciudadana aprobó la cuestionada nueva composición de Comisiones. Y como tercer punto, y más importante, el bloque alzó la mano para aprobar importantes expedientes del oficialismo, que posiblemente en otras circunstancias hayan generado otro resultado en la votación. Se trata de una ampliación presupuestaria y convenios para obras en el barrio Martín y Omar, donde había un despacho de minoría y uno de mayoría. Sin embargo el kirchnerismo se volcó por la propuesta possista.

“A todos los bloques nos recortaron módulos, que son las herramientas con las que se generan los contratos. Es producto del ajuste en la política que propone Cambiemos. Si con menos módulos mantenes la misma cantidad de contratos es porque quedaron flexibilizados los trabajadores”, comentó a LaNoticiaWeb alguien que conoce bien los pasillos del Concejo Deliberante.

Pero también los nuevos tiempos generaron otra reformulación. El bloque de Unidad Ciudadana se había puesto al frente de las quejas y denuncias de la sesión especial en la que se nombró a Andrés Rolón como nuevo presidente el pasado 30 de mayo, y cuestionó al concejal que hoy conduce el cuerpo. Los ediles habían compartido una conferencia de prensa con Carlos Castellano, ConVocación por San Isidro, y Carlos Juncos. Un mes más tarde el edil más representativo del kirchnerismo integra la nómina de autoridades.

El pacto opositor de Unidad Ciudadana con ConVocación por San Isidro, Carlos Castellano y el radical Carlos Juncos parece haber llegado a su fin el día de ayer. Cianni desde su banca argumentó que ciertas disputas en el recinto “se deben a peleas internas que mantiene Cambiemos en San Isidro”. Es lo mismo que habían expresado desde la bancada del PJ el día de recambio de autoridades.

Hubo un episodio que mostró las nuevas tensiones. Al momento de referirse a las disputas que libró el kirchnerismo en San Isidro, Marcos Cianni se refirió a una denuncia por Asociación Ilícita e Instigación al Delito que recibió por parte del intendente Gustavo Posse en el 2001, “junto con Carlos Castellano, porque en ese momento eran amigos”. El expresidente recogió el guante y recordó la causa: “Fue con motivo de haber sufrido muchos saqueos en sectores de la ciudad fruto de la situación política de ese momento. Y tuve que ir a la Justicia. También me hago cargo de haber sido testigo en la causa federal que investigó si hubo un complot económico y político para producir hechos violentos en 2001 y 2002”.

Y luego agregó: “Hice política con el Intendente. Hoy estoy distanciado, no peleado. Tenemos diferencias de criterio en la política moderna. Es de público conocimiento. Y devolviendo la broma: yo estoy peleado, no sé si vos Marcos estás de amigo”.

Comentarios

comentarios