Vidal busca consensos para evitar el traspaso de servicios

25 junio, 2018

Para ello tiende puentes con el Peronismo. Se trata del proyecto de ley que impulsa Juan Schiaretti para traspasar la administración de Aysa, Edenor y Edesur a la Provincia y Ciudad.

Por Pablo Varela (@pablov80)

En La Plata hay preocupación por el avance del proyecto de ley que impulsa el gobernador de Córdoba Juan Schiaretti denominado “Ley de Equidad Federal de Servicios Públicos”  y que pretende el traspaso de subsidios a la órbita provincial y de la Ciudad de Buenos Aires, de las empresas Aysa, Edenor y Edesur, que operan fundamentalmente en el área metropolitana. “Si nos traspasan Aysa, cerramos todo y nos vamos a casa”, sintetizó una voz de Cambiemos ante LaNoticiaWeb.

El proyecto de ley ya fue presentado en la Cámara de diputados de la Nación por el bloque «Argentina Federal».

El déficit operativo de Aysa es de 4 mil millones de pesos y si se le suma los 20 mil millones de inversión en obras, más Edenor y Edesur, el déficit de la provincia podría irse a a más de 50 mil millones de pesos, según detallaron fuentes oficiales a LaNoticiaWeb.

Es por eso, que desde los ejecutivos bonaerenses y porteños ya encendieron las luces de alarma y comenzaron el diálogo con distintos actores del propio peronismo para generar consensos en torno al rechazo de la norma.

Según consigna el diario La Nación en su edición dominical, la propia Gobernadora se puso al frente de las negociaciones y la ronda de charlas incluyó a los intendentes del conurbano Martín Insaurralde, Juan Zabaleta, Leo Nardini, Julio Zamora, Luís Andreotti, Gustavo Menéndez y Walter Festa. Incluso Vidal habría dialogado con el propio Miguel Pichetto, jefe del bloque de los gobernadores en el senado de la Nación.

Está claro. En La Plata aún se golpean el pecho por la recuperación del Fondo del Conurbano que implica recursos por 40 mil millones pesos en 2018 y 65 mil millones de pesos en 2019. El mencionado traspaso devolvería a las arcas provinciales a una situación de extrema vulnerabilidad y déficit.

Desde el gobierno provincial confían que recibirán el apoyo de los intendentes del peronismo y del massismo. De darse dicho traspaso, se acabarían prácticamente lo recursos para obra pública. Para 2018, el presupuesto en obras es de 28 mil millones de pesos. En La Plata entienden que de apoyar el proyecto de ley, los intendentes peronistas tendrían que explicárselos a los vecinos.

Lo cierto es que días atrás, hasta Insaurralde hizo propio el reclamo de Vidal. “Es una irresponsabilidad absoluta”, sostuvo el jefe comunal de Lomas de Zamora no sin dejar de señalar que “en Buenos Aires vive el 40% de la población argentina” y agregó: “no es justo que cada vez absorbamos (los bonaerenses) más obligaciones sin contar con las herramientas necesarias”.

Comentarios

comentarios