La grieta por el aborto: Cambiemos no será lo mismo luego de la media sanción

14 junio, 2018

Carrió se fue a los gritos. Amenazó a sus compañeros con “romper” el interbloque y hasta apeló a chicanas que usaba el kirchnerismo en sus años de oro. El debate en Diputados erosionó al interbloque y los operadores de Casa Rosada ya trabajan para suturar las heridas.

No se sabe cuánto impactará. Pero impactará.

El debate por el proyecto de ley que legaliza el aborto y que logró media sanción en Diputados abrió una grieta. Pero no la grieta kirchnerismo-macrismo. Sino una propia fisura dentro de Cambiemos.

El presidente Mauricio Macri abrió el juego hace dos meses y permitió que el Congreso debatiera los proyectos sobre interrupción voluntaria del embarazo. Dio libertad de acción a cada diputado. Pero esa libertad de acción no se limitó a levantar o no la mano durante la votación en el recinto.

Hubo largas semanas de debate. Discusiones internas. Y eso también llevó a las chicanas. Por momentos se vivió un clima “Boca-River” en la discusión. Y eso, claramente, repercute en el funcionamiento interno del interbloque Cambiemos.

UCR, Coalición Cívica y PRO. Los tres espacios de Cambiemos sufrieron la transversalidad de sus legisladores. Por ejemplo, el presidente del interbloque Cambiemos, el radical Mario Negri, votó a favor. Pero el titular del bloque PRO, Nicolás Massot, militó el voto negativo. El cierre estuvo en manos de Silvia Lopennato, que hasta lagrimeó durante el final.

Elisa Carrió ingresó al recinto sobre el final y pidió la palabra a Monzó en más de una oportunidad. Después del resultado final, empezó a los gritos. Allí las cámaras y los micrófonos no entran. Pero varios aseguran que amenazó (una vez más) con romper Cambiemos.

Un debate alejado de los proyectos económicos o sospechados de corrupción, empañaron el funcionamiento del frente electoral.

Carrió intentaba hablar. Decenas de voces la taparon. Gran parte de la bancada peronista le gritó. Mientras muchos de sus compañeros de bloque eran felicitados por los kirchneristas. “Quiero dar una explicación porque represento a una parte de la sociedad que me ha votado. No he hablado para preservar la unidad de Cambiemos”, aseguró.

Carrió se levantó de la banca y partió, rauda, hacia afuera del recinto. Cuando todavía estaba entre las bancas, se dio vuelta y dijo: “A todo Cambiemos, ¡la próxima rompo!”. También se cruzó con los legisladores del FPV: “Ganen la elección”. Un recursos usado por el kirchnerismo en sus años de oro.

“Lilita” cree que desde Casa Rosada operaron sobre el final de las locuciones en el recinto para que el proyecto se aprobara y, así, “distender un poco la calle”.

Los ánimos están exaltados.

Macri habló poco, pero se refirió a la media sanción. Destacó el “debate histórico” que se dio en Diputados y escribió en su Facebook: “Hemos podido dirimir nuestras diferencias con respeto, con tolerancia y escuchando al otro”.

¿En el interbloque Cambiemos opinarán lo mismo?

Todavía falta que el proyecto que genera divisiones en Cambiemos pase por el Senado.

Comentarios

comentarios

OTRAS NOTICIAS

Encuesta

¿Cómo considera que está la situación económica actual del país, en comparación a un año atrás?

Cargando ... Cargando ...
VIDRIERA POLÍTICA