El sindicato de Obras Sanitarias le declara la guerra a un traspaso de AYSA a la Provincia y a CABA

14 junio, 2018

El poderoso Sindicato Gran Buenos Aires de Trabajadores de Obras Sanitarias (SGBATOS) de José Luis Lingeri salió con los tapones de punta contra el pedido de los gobernadores peronistas. “El servicio es indivisible”, dice. Le echan la culpa al acuerdo con el FMI

A la reticencia manifestado por el ministro de Economía de la Provincia de Buenos Aires, Hernán Lacunza, el posible  traspaso de AYSA a la órbita de las dos Buenos Aires –como le sugieren a Mauricio Macri los gobernadores peronistas- se le suma un nuevo escollo: el poderosísimo gremio de Obras de Sanitarias que maneja José Luis Lingeri. En un comunicado al que accedió INFOCIELO, el sindicato le declara prácticamente la guerra a esa posibilidad en duros términos.

El Sindicato Gran Buenos Aires de Trabajadores de Obras Sanitarias (SGBATOS) salió a denunciar que estos rumores y propuestas son recurrentes cada vez que el país toma un préstamo del Fondo Monetario Internacional. “Nuestro servicio es indivisible y esta idea es irracional”, amenazan.

Desde dicha organización analizan que una “municipalización o provincialización” de la ahora empresa estatal significaría una pérdida en la calidad del servicio. En ese camino, adelantaron que ya iniciaron conversaciones al “máximo nivel de Gobierno, con gobernadores, intendentes y legisladores”.

En tanto, desde SGBATOS recuerdan además que en el programa de retitos voluntarios aplicado en los noventa “muchos eligieron irse para poner un taxi o un kiosco pero a los dos años no estaban más ni el taxi ni el quiosco”. Obras Sanitarias de la Nación fue privatizada por Carlos Menem y luego volvió a la órbita del Estado en 2006 como Agua y Saneamientos Argentinos SA.

Con respecto al reclamo puntual de los caciques justicialistas, relatado desde el inicio por este portal, desde SGBATOS explican que el Gobierno Nacional “hace todo tipo de obras en el interior del país” y que “la tarifa social corre hoy a cuenta de la Empresa”.

“Los trabajadores estamos cansados de ser la variable de ajuste ante los eventuales cambios de Gobierno desde los años ’70; siempre estuvimos atados a personalismos y no a políticas de Estado en materia de Agua y Saneamiento que trasciendan a los Gobiernos”, señaló SBATOS en el documento.

“Ante esto, solicitamos la unidad monolítica del Gremio, siempre con un espíritu constructivo y de consenso que nos permita superar instancias como la del presente. Rechazamos de plano el desguace de la Empresa, asegurando la tranquilidad de nuestros compañeros y compañeras en sus puestos de trabajo”, completó el sindicato.

 

Comentarios

comentarios

OTRAS NOTICIAS

Encuesta

¿Cómo considera que está la situación económica actual del país, en comparación a un año atrás?

Cargando ... Cargando ...
VIDRIERA POLÍTICA