Mariano Rajoy en peligro

30 mayo, 2018

El fallo del caso Gürtel desató una crisis política en España: el Partido Popular quedó atravesado por hechos de corrupción. El PSOE pidió una «Moción de Censura» y ahora decide el parlamento. Según el periodista español Eduardo Pesquera, «no sería extraño que Rajoy dejara su cargo a la Vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría». Escuchá la entrevista en Radio UrbanaBA.

¿Cuál es la situación frente a lo que son los escaños de cada partido? Es sabido que hace unos años la intención de votos en España se divide en cuatro cuartos.

-Sí, más o menos está repartida así. Un poco por encima, en las últimas, el Partido Popular, que ahora gobierna. El Partido Socialista (PSOE) y Podemos en la misma terna; igualados. Un poco por debajo se encontraba Ciudadanos, el partido que ahora parece que remonta vertiginosamente en las encuestas. Esta situación provocó que costase muchísimo conseguir hacer un gobierno estable en el país. Finalmente se consiguió y ahora nos encontramos en una tesitura diferente y más complicada.

¿Qué puede llegar a pasar frente a este pedido del PSOE? En algún momento esto va a votación, y entonces, por mayoría simple, pueden sacarlo a Mariano Rajoy.

-Realmente sí. Hay 350 diputados; con 176 Mariano Rajoy estaría afuera del gobierno como presidente. La situación es complicada porque tenemos dos bandos muy diferenciados: en uno de ellos están Podemos y el PSOE, que ha presentado esta moción de censura de forma individual, sin contar con ningún otro partido ni buscar alianzas; Pedro Sánchez ha dicho que esta es su moción y que ha hablado con otros grupos por pura cortesía. Esto complica  bastante que esta moción llegue a salir adelante con el apoyo de los partidos mayoritarios, teniendo en cuenta que, evidentemente, el partido de gobierno no la va a apoyar; que el partido Ciudadanos ha dicho que no la va a apoyar si no es para una convocatoria directa de elecciones; y, que Pedro Sánchez cuenta con el apoyo de Podemos, pero le faltan los apoyos de nacionalistas e independentistas si quiere sacarla adelante. Esto es complicado porque estamos viviendo un problema importante en Catalunya con el tema de la ansiada independencia. Claro: ¡cómo va a pactar Pedro Sánchez con los que quieren salir de España para llegar al gobierno de España! Es una situación rocambolesca.

El foco del PP va a estar puesto, justamente, en que no haya alianza entre los catalanes autónomos y el PSOE que reconoce la vigencia del estado central español. Algunos artículos decían que Pedro Sánchez está a once votos de conseguir la moción de censura; ¿es así?

-Esto es así. Y estos son los once votos de los independentistas y de los nacionalistas vascos. Hay que tener en cuenta que esta situación es la misma que ha pasado con el presupuesto que se ha aprobado hace pocos días: el Gobierno no contaba con los suficientes apoyos y tuvo que tirar, en este caso, de los nacionalistas vascos, de Coalición Canaria. De esos pequeños partidos que están en el Congreso y que tienen uno, dos o tres diputados, para sacarla adelante.

Se diría que los Canarios van siempre de palo en palo y siempre lo logran. Siempre están a tiro del Gobierno. 

-Esta situación beneficia enormemente a Ciudadanos. Ellos quieren cambiar este sistema, porque lo que no puede ser -y esto es lógico-, es que un partido como el PNV (Partido Nacionalista Vasco) , por pactar los presupuestos, se lleve beneficios con respecto a otras comunidades autónomas. Estamos hablando de 500 millones de euros de inversión por pactar los presupuestos; esto no es entendible. Esto la ciudadanía no entiende que ocurra. Y es lo mismo que puede ocurrir con la moción de censura: se puede llegar a aprobar pero «hipotecada», porque puede llegar a necesitar conceder las sesiones a nacionalistas y a independentistas Pedro Sánchez para poder sacar este tema adelante.

El tema clave es todo lo que vote el bloque de Ciudadanos. Hay una diferencia con el PSOE que dice: «Acompañamos si, inmediatamente, se llama a elecciones», como si no fuera una conformación de un gobierno que, evidentemente, sale a través de un hecho fáctico de una moción de censura. No consiguen ponerse de acuerdo entre Ciudadanos -que es un partido de centro derecha- y los socialistas. 

Está claro. Ciudadanos quiere que se convoque a una moción de censura instrumental; como la llamaron. Exclusivamente para poner un presidente temporal, alguien que esté ahí de forma interina, hasta las nuevas elecciones. Es más, hoy mismo han dicho que no pertenecería a ninguno de los partidos principales. Debería ser un tecnócrata, una persona externa que simplemente estuviera ahí para convocar unas elecciones. Ellos basan su apoyo a esta moción en quitar a Rajoy. Ciudadanos lo ha dicho claramente, pero no comparten la ideología del PSOE que dice que Pedro Sánchez tiene que ser presidente. Hay que tener en cuenta que actualmente Pedro Sánchez no tiene ni acta de diputado en el Congreso; nacional porque la rechazón con la problemática interna que tuvo. Ahora mismo es un mero espectador en el Congreso entre los diputados españoles. Ciudadanos lo que está haciendo es avalar lo que dicen las encuestas; es decir, a ellos les ponen como partido número uno ahora mismo, por delante de todos, y quieren aprovechar ese tirón para que haya elecciones ahora. La problemática de Catalunya los ha beneficiado mucho. Eso es lo que quieren provocar ahora: que hayan elecciones para ser ellos los más votados.

Pongamos el foco a quién es Albert Rivera, porque en algún punto tiene un perfil parecido -su juventud, por ejemplo- con Emmanuel Macron (Presidente de Francia).

Efectivamente. La política que está siguiendo Albert Rivera es la misma que ha seguido Francia con el movimiento de Emmanuel Macron. Ellos están haciendo una política que al día de hoy convence porque es la que piensa el ciudadano medio: el ciudadano que ni es de derecha ni es de izquierda, aunque Ciudadanos es un partido que pega al centro, a la izquierda y a la derecha -porque es un conglomerado de todo en su programa electoral-, y están convenciendo a un electorado que está ahí en el camino. Un electorado que no quiere votar a un partido corrupto; no quiero decirlo así, pero ha declarado un Juez, que el PP es un partido corrupto, que se ha beneficiado de una trama corrupta de una organización criminal. Tampoco al PSOE, que está dando bandazos de hace dos años para acá, y Podemos está en la extrema izquierda. Entonces el ciudadano medio español se está viendo muy identificado con Albert Rivera: una persona joven, dinámica. Alguien que ha conseguido que en Catalunya su partido sea el más votado, pese al independentismo. Esto se ha valorado mucho en el resto del país.

Mariano Rajoy dijo que no dimite, que va todo al Parlamento.

Yo, permíteme que de mi opinión, no me lo creo. Mariano Rajoy está diciendo que no dimite. Lo dijo también la presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, en un caso muy parecido y también el Presidente de Murcia en un caso exactamente igual. Ciudadanos está haciendo de partido pinza, con el PP les está llevando ahogados a estas situaciones y Mariano Rajoy tiene la posibilidad de decidir él mismo: o se marcha, o lo echan. Entonces, aquí va a jugar con lo que él quiera llevar a cabo. Evidentemente Rajoy quiere explotar hasta el último momento, hasta que sea la votación no vamos a ver un movimiento del partido de gobierno. Se mantienen callados, quietos, mientras los demás se pegan. Esa es la política que ha seguido el PP a lo largo de todo este tiempo. A mí no me extrañaría nada que buscando el apoyo de Ciudadanos, en el último momento Mariano Rajoy de un paso atrás y deje a su Vicepresidente Soraya Sáenz de Santamaría al frente hasta convocar unas elecciones. Es una persona con mucho carácter, una persona que ha demostrado ser fuerte de cara a sus rivales, pero que está en un partido que en el último tiempo las mediciones le han dado un 16% de intención de voto, frente a un 32% que tuvo en las últimas elecciones.

Soraya ha sido la representante del gobierno central en Catalunya, en el momento de la intervención.

Exacto. Y ha sido la que ha llevado adelante este tema con Catalunya y a la vista está que tenemos unas cuantas personas que están presas por sus movimientos a nivel de dineros públicos y de  situaciones que -no voy a decir que sean presos políticos- de políticos presos; en la cárcel por lo que han hecho cuando eran políticos.

Comentarios

comentarios