¿Qué municipios de la Primera no quieren el Pacto Fiscal?

24 abril, 2018

La mitad de los distritos, todos los comandados por opositores entre peronistas y massistas, se rehúsan a adherir al Pacto de Responsabilidad Fiscal. Argumentan que significaría una pérdida de autonomía.

Intendentes del peronismo bonaerense.

En los últimos días del año pasado, Buenos Aires adhirió al denominado Pacto Fiscal luego de aprobarse el respectivo proyecto en la Legislatura. Fue el acuerdo al que llegó la Nación con todas las provincias para equilibrar las cuentas y reducir el gasto público. A excepción de San Luis y La Pampa, las otras 22 rubricaron.

A nivel bonaerense, se invitó a que también comiencen a adherir los municipios.  Lógicamente, las comunas dirigidas por intendentes de Cambiemos fueron los primeros en dar el visto bueno y existe más resistencia en los de signo político opositor, aunque hay excepciones. De la totalidad de la Provincia, alrededor de 50 localidades (más del 40%) aún no adhirieron. ¿Cómo es la situación en los distritos de la Primera Sección Electoral?

De los 23 municipios que la componen, al menos 11 no suscribirían al Pacto Fiscal con la Provincia. Casi la mitad de la sección. Entre estos se destacan Escobar (Ariel Sujarchuk), Hurlingham (Juanchi Zabaleta), Ituzaingó (Alberto Descalzo), Malvinas Argentinas (Leo Nardini), Merlo (Gustavo Menéndez), San Fernando (Luis Andreotti), San Martín (Gabriel Katopodis) y Tigre (Julio Zamora). Completan la nómina: General Las Heras, Marcos Paz y Mercedes. Son todos distritos comandados por la oposición, ocho del peronismo y tres del massismo.

Desde estas localidades argumentan que la normativa supone la pérdida de autonomía municipal. Es una realidad que, de adherir, existirá un importante control de los recursos y que de ello también dependerá si reciben de la Provincia asistencia financiera. Para ello se deben cumplir los puntos de la legislación, entre los que imperan, por ejemplo, no tomar obligaciones por encima del 10% de los recursos corrientes; no aumentar los gastos por encima del índice de Precios al Consumidor (IPC) nacional; no aumentar la planta de personal por encima del aumento poblacional; y la prohibición de tomar medidas que aumenten el gasto corriente de forma permanente o dispongan de los bienes de la municipalidad en los seis meses previos a una elección.

De todos modos, hubo casos resonantes de municipios opositores a Cambiemos que adhirieron. Uno de ellos es el de Moreno. Walter Festa, inmerso en una crisis económica profunda, no tuvo opción ya que depende de gran manera de la ayuda provincial para solventarse. El otro caso en la Primera Sección es el del ultra peronista Mario Ishii, de José C. Paz, que también atravesó un diciembre complicado para abonar salarios. Santiago Maggiotti, de Navarro, también podría sumarse a este pelotón.

En tanto, los otros distritos que también adhirieron, en línea con seguir los designios partidarios, fueron: Morón (Ramiro Tagliaferro), Pilar (Nicolás Ducoté), San Isidro (Gustavo Posse), San Miguel (Jaime Méndez), Suipacha (Alejandro Federico), Tres de Febrero (Diego Valenzuela), Vicente López (Jorge Macri), Campana (Sebastián Abella) y Luján (Oscar Luciani). Walter Kubar de General Rodríguez, también se sumaría a este listado.

Comentarios

comentarios