Cambian el sistema de escuelas para adultos en Provincia y hay críticas de los gremios

14 marzo, 2018

Los menores de 18 años deberán hacer una secundaria tradicional. Y para los mayores habrá diversas ofertas.

Muchos alumnos que este año se fueron a anotar a uno de los casi 500 bachilleratos para adultos que tiene la Provincia se encontraron con que no los inscribían, con el argumento de que esos cursos no se iban a dar más. La preocupación creció y fue tomada por partidos opositores y gremios docentes como Suteba, que en la conferencia de prensa del martes a la mañana denunció “el cierre” de la modalidad educativa.

Rápidamente desde el ministerio de Educación provincial salieron a negar que se trate de un cierre, y al mismo tiempo afirmar que existe una resolución que busca “reorientar la oferta pedagógica” que la Provincia tiene para los estudiantes que quieran terminar sus estudios secundarios. Y que el cambio consiste, principalmente, en separar a los estudiantes que tienen menos de 18 años de aquellos que tienen más de 18.

Es que hasta ahora a los “bachilleratos para adultos” van alumnos de todas las edades, desde los 14 años en adelante. Así, hay cursos en los que conviven chicos de 15, por ejemplo, con adultos de más de 50, dicen las fuentes oficiales. Es una modalidad con menos exigencia que la secundaria tradicional. Dura 3 años y son 1.200 horas de clase frente a los 5 años y 3.600 horas de la escuela media convencional.

Desde el gobierno afirman que el cambio responde a motivaciones pedagógicas y que la resolución que le dio origen fue aprobada por unanimidad por todos los miembros del Consejo General de Educación bonaerense, formado por 4 representes de los gremios (2 de Suteba y 2 de Feb), uno del Frente para la Victoria, 3 de 1País y 2 de Cambiemos.

“Las ventajas pedagógicas de ordenarlos de esta manera son irrefutables. Ahora, los mayores de 18 estudiarán con profesores para adultos y métodos de enseñanza para adultos. Mientras que los menores de 18 deberán ir a una secundaria común, que tendrá aulas de aceleración de los aprendizajes, tutores y otras herramientas para apoyar a los chicos que hayan dejado el colegio. Estudiarán con un plan de estudio tradicional de secundaria y con profesores y compañeros que son de la secundaria”, agregaron las fuentes.

Desde el ministerio insisten en que la inscripción aún está abierta y que hay expresas instrucciones para que se anoten a todos los alumnos que quieran ingresar. “Las escuelas tienen la obligación de inscribir a los alumnos”, dicen.

Eso sí, por el reordenamiento de la modalidad, los actuales bachilleratos para adultos ya no inscribirán para primer año: si el alumno tiene menos de 18 años deberá anotarse en una escuela secundaria y si tiene más de 18 en alguna de las opciones de educación para adultos de la Provincia. Aquellos que ingresen a segundo o tercer año sí se pueden anotarse como venían haciéndolo. El objetivo es que, de acá a dos años, ya todo esté ordenado. “Los adultos podrán elegir entre las diversas opciones educativas que tiene la Provincia, desde los bachilleratos hasta el plan Fines o Secundaria 3.0”, dicen en La Plata.

Gremios docentes como Suteba, en tanto, insisten en que la medida esconde un “ajuste” del sistema educativo bonaerense, que dejará a miles de personas sin la posibilidad de continuar sus estudios.

Desde el gobierno dicen “entender el ruido” que provocó la medida, pero insisten en que “no se va a cerrar ningún curso y ningún docente se quedará sin trabajo”. “Puede ser que alguno tenga que cambiar de escuela y dar otros contenidos, pero debemos dejar de pensar la política educativa por los cargos docentes y enfocarla a lo más importante, que es mejorar la oferta educativa para todos los alumnos”, es la explicación oficial.

Comentarios

comentarios

OPINIÓN Por Jorge Fontevecchia

Sin futuro, sin palabra

OTRAS NOTICIAS

Encuesta

¿Cómo considera que está la situación económica actual del país, en comparación a un año atrás?

Cargando ... Cargando ...
VIDRIERA POLÍTICA