Vidal buscará este martes destrabar la paritaria en la Provincia

26 febrero, 2018

El gobierno bonaerense trabaja, en tiempo de descuento, en una nueva propuesta para ofrecer a los docentes en la paritaria, cuando resta una semana para el inicio formal de la actividad académica en las escuelas primarias y jardines de la Provincia.

Hasta ahora, las dos convocatorias anteriores terminaron estancadas: las autoridades provinciales ofrecieron pagar 15% de aumento en tres tramos (enero; mayo y septiembre) sin cláusula de ajuste por inflación y agregaron a la propuesta la inclusión de un pago extra por presentismo de hasta 6.000 pesos anuales. Y le incorporó como ingrediente -por fuera de la negociación- una bonificación para los educadores que no usaron licencias en 2017. En este caso, de 4.500 pesos. Esto, informaron, se liquidará el 2 de marzo con los haberes de febrero y alcanzaría a unos 50 mil agentes.
Mañana habrá una nueva reunión entre las partes. Será una "mesa técnica" donde discutirán otras cuestiones vinculadas con la relación laboral: higiene y seguridad, infraestructura para las escuelas y detalles sobre el esquema de presentismo que el gobierno de María Eugenia Vidal quiere incorporar este año. La cita tiene varios objetivos: el intercambio de información, una señal de la predisposición oficial para tratar reclamos de los gremios y la posibilidad de "explorar variables" que permitan un acercamiento.
"En la semana llamaremos a una nueva paritaria oficial. Se trabaja con Economía, Trabajo y Educación para buscar una mejora en las proposiciones anteriores", dijo ayer un funcionario que forma parte de la paritaria.
Hasta el momento, el Frente Unidad Gremial (integrado por FEB, Suteba, Sadop, Uda, Amet y Udocba) no resolvió medidas de acción directa. Los plenarios sindicales se reunirían cerca del fin de semana, con todos los elementos sobre la mesa, para definir esa cuestión. El gobierno pretende "seguir discutiendo sin tener como límite el inicio de clases y sin poner en el medio a los chicos". En este punto, la pelea por el salario docente difiere con las que se realizaron en los últimos años: aquí por ahora no se habla de "paros".
El esquema del presentismo, que resulta la carta más fuerte del gobierno en esta paritaria, se abonaría cada tres meses. Hay un listado de licencias que estarían permitidas para no perder la bonificación. En los despachos de La Plata consdderan que para los maestros y profesores cumplidores representaría un 2% más por encima del 15% ofrecido como pauta de aumento anual.
Pero es un ítem que los gremios resisten. Consideran que de esa manera no se reduce el ausentismo (calculado en las autoridades en un 17% en el sistema, o dicho de otro modo: la necesidad de cubrir 191mil suplencias por mes) y reclaman una optimización de los controles.

 

Comentarios

comentarios