Tensión y represión por la detención de Jones Huala

5 marzo, 2018

Hubo disturbios luego de la decisión de la Justicia de extraditar a Jones Huala a Chile. Hay detenidos a los que esta noche no se le conocía su paradero. Actuaron el conjunto la PSA y la Gendarmería

Horas de tensión se viven en la ciudad de Bariloche.

Catorce personas fueron detenidas esta tarde luego de los incidentes ocurridos en el Juzgado Federal y los daños ocasionados en una entidad bancaria, tras conocerse la extradición del lonko mapuche Facundo Jones Huala.

Los manifestantes que aguardaron durante la mañana la lectura de la sentencia, afuera del juzgado, al conocerse la extradición, arrojaron piedras en el edificio federal y fueron repelidos con gases por agentes de PSA y Gendarmeria.

La mecha de la bronca de los mapuches se encendió luego de que a través de una comunicación telefónica Jones Huala confirmó a un centenar de manifestantes, que estaban apostados frente al juzgado federal, que iba a ser extraditado a Chile. "No se resignen y sigan luchando a sangre y fuego. Nadie nos va a detener", dijo el lonko.

La reacción fue inmediata. Segundos después los manifestantes, capitaneados por Matías Santana, quien tuvo un rol protagónico y polémico como testigo en la desaparición de Santiago Maldonado, empezaron a pegar palazos -con unos bastones con una forma similar al de un palo de hockey- contra los efectivos de la Policía de Seguridad Aeroportuaria (PSA) que estaban apostados en la puerta del juzgado.

A Santana se sumó un pequeño grupo, y la respuesta de los policías también fue inmediata y dura. En medio de la concentración, donde había ancianos y niños, lanzaron decenas de gases lacrimógenos y emprendieron el contraataque con balazos de goma. La represión duró unos 15 minutos pero fue intensa frente al juzgado. Los negocios cerraron sus puertas, pero los gases entraron en los locales y muchos turistas terminaron afectados por irritación en los ojos y la garganta.

La calle San Martín quedó envuelta en una espesa nube de humo irritante, mientras los piedrazos contra la policía eran respondidos por parte de la PSA. Los manifestantes corrieron en dirección al centro de Bariloche, donde volvieron a desatarse nuevos disturbios. Los piedrazos tenían como blanco los efectivos y también las sedes de los bancos. La vidriera del banco Credicoop quedó destrozada.

Los manifestantes decidieron dispersarse y empezar a subir hacia El Alto, una de las zonas más humildes de Bariloche. En ese momento aparecieron los patrulleros de la Policía de Ríos Negro que empezaron a interceptar en diferentes calles a los manifestantes más violentos.

En la intersección de las calles Rolando y Ada María Eflein se produjo una intensa redada. Fueron detenidos seis manifestantes, entre ellos un menor de edad, al que la policía rionegrina maltrató y pretendía llevar esposado a un patrullero. El llanto desconsolado del joven mapuche disparó la bronca de militantes de organizaciones sociales que pedían explicaciones sobre porqué lo llevaban detenido.

Los apresados fueron derivados a la comisaría N°2, que está ubicada en pleno Centro Cívico. Allí se concentraron los militantes sociales y mapuches para esperar una respuesta sobre cuándo serán liberados los detenidos. Estas fuentes señalaron que son 14 los aprehendidos en los operativos antidisturbios.

María Laura Nahuel, madre de Rafael, el joven que murió hace tres meses de un disparo en medio del desalojo que hizo el grupo Albatros en Villa Mascardi, aseguró que "hubo una represión indiscriminada contra los manifestantes mapuches". "Lanzaron gases y dispararon cuando había niños y ancianos que esperaban el fallo de la extradición de Jones Huala", sostuvo en diálogo con la prensa.

En las próximas horas, Jones Huala será enviado a la cárcel de Valdivia, donde será juzgado por la justicia chilena por estar acusado de participar de un atentado incendiario en Pisu Pisué en 2013. El 9 de enero de ese año tres encapuchados quemaron la vivienda de un puestero mapuche que desde hacía 26 años trabajaba en una chacra de 400 hectáreas.

Jones Huala, quien este lunes reivindicó los "sabotajes" como estrategia de lucha, advirtió que él no formó parte de ese ataque en Chile. Tres miembros de la comunidad mapuche de esa zona del sur de Chile fueron absueltos por el tribunal de Valdivia, luego de que en el juicio ninguna de las víctimas logró identificarlos como parte del grupo que atacó su vivienda.

Interviene en el caso el fiscal Guillermo Lista.

Comentarios

comentarios

OTRAS NOTICIAS

Encuesta

¿Cómo considera que está la situación económica actual del país, en comparación a un año atrás?

Cargando ... Cargando ...
VIDRIERA POLÍTICA