Multitudinaria marcha de mujeres por el 8M

8 marzo, 2018

Una inmensidad de mujeres se movilizó desde la Plaza de Mayo hasta el Congreso. Allí se leyó un texto con los principales reclamos de la convocatoria, que son la igualdad salarial, el aborto legal y el fin de la violencia de género.

Cientos de miles de mujeres coparon el centro porteño

A lo largo de toda la Argentina y en la mayoría de los países del mundo se conmemoró hoy el Día Internacional de la Mujer, una fecha que adquiere distintos matices pero que se ve dominada por un denominador común: la lucha por la igualdad de género.

En el país, varias organizaciones participaron del armado de lo que se dio en llamar #8M con actos, homenajes, un paro y una multitudinaria marcha convocada, sobre todo, a través de las redes sociales hacia el Congreso. Allí, y en medio de un discurso fuertemente politizado, se reclamó también por la legalización del aborto.

Victoria Freire, Directora del Observatorio de Géneros y Referente de Mala Junta, dijo cerca del cierre de la marcha: "La potencia del movimiento feminista metió a la fuerza una agenda nueva en el Congreso. Fueron décadas de movilizarnos y de empujar hasta llegar acá. En las calles se ve cómo hay consensos que aún están representados en el parlamento. Las demandas son miles y a la vez son muy simples: queremos ser libres, decidir sobre nuestros cuerpos y ser tratadas como iguales".

"Sabemos que no podemos descansar en las promesas o iniciativas espásticas que hacen desde el oficialismo. Gobernar y legislar con perspectiva de género supone una transformación profunda de la mirada sobre el rol de las mujeres en la sociedad. Supone además, entender que es una tarea de justicia social. Es sobre nuestras espaldas que funciona toda la economía, es muy especialmente sobre la informalidad (allí la brecha salarial alcanza un 40%) y precariedad de nuestras vidas que se perpetúa la ganancia de unos pocos", agregó.

Además, si bien no estaba previsto que hablara, la titular de Madres Línea Fundadora, Nora Cortiñas, tomó el micrófono sobre el final de la lectura del manifiesto y, con sus palabras, los aplausos y ovaciones se hicieron cada más fuertes hasta que concluyeron en el cántico: "Madres de la plaza, el pueblo las abraza".

Cerca de las 21, cuando terminó el discurso central, los manifestantes -en columnas- comenzaron la desconcentración hacia las calles que cortan la Plaza del Congreso mientras se seguían escuchando los bombos y los cantos colectivos: "Vayamos todas por ese plan de lucha, por el aborto y no más femicidios" y "Arriba el feminismo, que va a vencer, que va a vencer".

La mención de la interrupción del embarazo fue el reclamo que recibió la ovación más fuerte, al menos en las inmediaciones del escenario.

"Hoy paramos y marchamos hacia el Congreso de la Nación para exigir la urgente aprobación del Proyecto de Ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo, presentado por séptima vez el 6 de marzo pasado por la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito. En nuestro país se realizan entre 370.000 y 520.000 abortos clandestinos por año. Hoy el aborto clandestino, e inseguro, sigue siendo la principal causa de muerte de personas gestantes", dice el documento que se leyó.

Con un fuerte contenido político, comenzó la lectura del manifiesto por el Día Internacional de la Mujer. Ante las menciones de Santiago Maldonado y Rafael Nahuel, las manifestantes respondieron con cánticos contra el presidente Mauricio Macri.

En tanto, la diputada de la Izquierda, Romina del Pla, dijo: "El movimiento de mujeres se abre paso fuertemente con las reivindicaciones históricas. Que la movilización hoy se haga en el marco de un paro demuestra el carácter de que es el Día Internacional de la Mujer trabajadora. El aborto es la expresión profunda de que se está reclamando y esta conciencia mayoritaria de que se va a terminar con el aborto clandestino va ganando terreno para obligar al Congreso a que se ponga en sintonía con la mayoría social".

Lejos de las cámaras, referentes políticos opositores admitieron que hubo menos gente de la esperada y "demasiada" puja de las agrupaciones políticas y sindicales por los espacios en la calle.
 

Comentarios

comentarios