Festa acusó a Macri y Vidal de querer “desprestigiarlo”

29 septiembre, 2017

Fue luego de que se hiciera público en algunos medios que el intendente percibía un salario bruto de $339.000 en el marco de la crisis social y económica que atraviesa su municipio y su administración. Por otra parte, en la tarde del jueves se viralizó un audio de la Secretaria de Desarrollo Social, Adriana Palacio pidiéndole a la militancia que escrache a la gobernadora Vidal en su próxima visita a Moreno.

Walter Festa, intendente de Moreno.

El municipio de Moreno y su intendente, Walter Festa, vuelven a ser noticia por irregularidades financieras del municipio. En algunos medios de comunicación se publicó que el jefe comunal percibiría un salario bruto de $339.000. Más allá de la abultada cifra, que se ubicaría en el ranking de los mejores sueldos públicos del país, el número adquiere mayor notoriedad a raíz de la frágil situación económica social que atraviesa el municipio y sus trabajadores.

Hace una semana, Festa creyó que los problemas, al menos por un instante, se alejarían de la atención mediática. Pagó los sueldos de la planta municipal con fondos propios, luego de un reclamo de los trabajadores que habían percibido sólo $7.500 de sus haberes. En paralelo, el intendente se reunió con con el subsecretario de Gobierno y Asuntos Municipales, Alex Campbell en el que acordaron retomar el diálogo y trabajar juntos.

Sin embargo, poco tiempo le duró la tranquilidad. A raíz de ello, Festa emitió un comunicado. Acusó directamente a los gobiernos de Mauricio Macri y María Eugenia Vidal, “con la ayuda de medios afines” en “insistir en desprestigiarlo” porque “viene planteando públicamente la discriminación a la que es sometido en materia de recursos” el municipio.

En este sentido, dio cuenta de situaciones similares en localidades Pilar, Quilmes, Morón, La Plata y Mar Del Plata (todas gobernadas por Cambiemos), que “recibe millonarias partidas del Fondo del Tesoro Nacional y obras en cantidad para mejorar la calidad de vida de los vecinos de cada una de las ciudades”.

En cuanto a su sueldo, señaló que lo informado “no es lo correcto” y que es “un 40% menos de lo que dicen”. Al mismo tiempo, agregó que existe “una clara mala intención” y un “objetivo político de afectar mi imagen y a la fuerza a la cual represento”.

Añadió que lo que percibe el intendente “está dispuesto antes de mi asunción y determinado por Ley orgánica de los municipios”. Puntualizó que, en la actualidad el sueldo de los trabajadores municipales es de $13.470, “superior en un 50 por ciento a trabajadores municipales de distritos vecinos” y que el monto que él realmente percibe sería “en base a 16 sueldos básicos del municipio”.

Incluso, aclara que se habría bajado el sueldo un 20 por ciento como “gesto” hacia los trabajadores en el marco de un municipio con las cuentas en rojo y con una situación social más que preocupante, por la que culpa al “contexto económico de desempleo que no puede afrontar el pago de los servicios municipales”.

Comentarios

comentarios