Finalmente, Zabaleta blanqueó su salto del randazzismo a Unidad Ciudadana

5 septiembre, 2017

El intendente de Hurlingham se mostró con Gustavo Menéndez y Leonardo Nardini y pidió votar a Cristina. El pase, anunciado en más de una frustrada ocasión, finalmente se dio, aunque al modo de Zabaleta: para blanquearlo eligió mostrarse con los jefes comunales de Merlo y Malvinas Argentinas, desairando a La Cámpora.

Zabaleta junto a Menéndez y a Nardini; detrás, el diputado provincial Marcelo Torres

Finalmente Juan Zabaleta, intendente de Hurlingham, abandonó a Florencio Randazzo y llamó a votar en octubre a Cristina Kirchner. Así lo decidió luego de mantener un encuentro con sus pares de la Primera Sección enrolados en Unidad Ciudadana.

Zabaleta dio a conocer su decisión este mediodía, recibiendo a sus pares de Merlo, Gustavo Menéndez, y de Malvinas Argentinas, Leo Nardini. La excusa fue enseñarles a estos el sistema de alarma vecinal implementado en el distrito.

“Escuchamos a los vecinos de Hurlingham que se expresaron en las PASO de Agosto. Se manifestaron contra las políticas de ajuste de este gobierno, y la opción más votada fue Unidad Ciudadana. Por eso, les propongo a todos los vecinos que acompañen a los candidatos de Unidad Ciudadana en las elecciones de octubre”, tuiteó el intendente.

Junto a ellos se encontraba el diputado provincial por la Segunda Sección Marcelo Torres, quien había dejado a Sergio Berni para incorporarse al randazzismo y luego hacer el mismo camino que Zabaleta.

El de Hurlingham había sido de los primeros en apoyar la candidatura de Randazzo; formando parte incluso de su primer círculo más íntimo. La decisión del ex ministro de sostener su candidatura compitiendo con Cristina Kirchner fue reprobada por el alcalde, quien desde ese momento comenzó a bajar su perfil. Tal es así que la lista local de Cumplir no fue integrada por hombres de su riñón. Nómina que tuvo un pésimo desempeño en agosto, cosechando apenas 6403 votos (5,82%).

El pase, tantas veces anunciado, finalmente se concretó sin sorprender a nadie. Desde el randazzismo reconocían, ya desde el cierre de alianzas, una actitud esquiva de Zabaleta. Lo saliente, entonces, es el modo en que Zabaleta anuncia que deja a Randazzo para apoyar a Cristina: eligió mostrarse con dos intendentes del Grupo Fénix, en lugar de hacerlo con La Cámpora.

De la agrupación de la ex presidenta es el presidente del Concejo Deliberante, Martín Rodríguez Alberti. Puesto en el lugar por Zabaleta, la relación entre ambos pasó de buena a tensa, por el acompañamiento del segundo a Randazzo. El bajo perfil que eligió el intendente no amainó esto: desde el camporismo desconfiaban de la promesa de blanquear el apoyo a Unidad Ciudadana.

Por esa razón fue la tensa sesión del lunes pasado, donde Rodríguez Alberti –cuñado el Cuervo Larroque- intentó paralizar el recinto al momento de votarse los pliegos del contrato de la basura que se le vencían y sacar la renovación de la moratoria impositiva. Lo que buscaba era obligar a Zabaleta a blanquear su apoyo. Con el hecho consumado, deslizaron a LaNoticiaWeb que “este tuit tendría que haber sido el lunes”.

Con esto, el de Hurlingham es el segundo intendente randazzista que juega explícitamente con Unidad Ciudadana, el primero fue Ricardo Casi de Colón.

Comentarios

comentarios