Para ver correctamente lanoticiaweb, te recomendamos actualizar tu navegador?
25 de Enero de 2018

Polmica en Vicente Lpez por la desaparicin de un omb de 500 aos

Según la municipalidad, lo afectó un hongo y no sobrevivió; los vecinos dudan; estaba en Gaspar Campos al 200 .

Polmica en Vicente Lpez Polmica en Vicente Lpez

El mes pasado murió el habitante más longevo de Buenos Aires. Aunque su edad era incierta, los registros más fieles aseguran que había superado con facilidad los 500 años. Se trataba de un ombú (Phytolacca dioica) que habitó la recóndita cuadra de Gaspar Campos al 200, en Vicente López, a pocos metros de la avenida General Paz.

Primero, su espléndida copa sufrió una poda drástica que lo dejó en terapia intensiva durante unos meses. Finalmente, el árbol murió y fue removido por completo. El hecho generó una fuerte polémica entre indignados vecinos del barrio y la Municipalidad de Vicente López.

Silvia Pisani, de 60 años, es profesora desde 1978 en el colegio Highlands, situado en Gaspar Campos al 200, justo frente al ombú. Cuenta que el árbol era "su lugar en el mundo" y que durante décadas los alumnos copiaban el árbol en sus dibujos. Hasta que un lunes de octubre, al llegar a trabajar, se quedó espantada con lo que vio: el ombú, que hasta antes de ese fin de semana se encontraba intacto, había sido podado intensamente. "¿Qué pasó, qué pasó?", preguntó desesperada. "Me habría encadenado al tronco para evitar que lo cortaran", se lamentó.

También la Asociación Fundadores y Pioneros de Vicente López alzó su voz: "La municipalidad se comportó como si fuera la dueña del árbol", dijo Claudio Negrete, que además integra la Comisión Asesora para la Preservación del Patrimonio Cultural y Natural. "Fue una irresponsabilidad que el municipio actuara sin dar aviso a nadie ni presentar ningún informe técnico", precisó. Y aclaró que aunque el ombú fue popularmente conocido como "del virrey Vértiz", su nombre correcto es "Ombú de las Morales".

Lucas Bellotti, director de Arbolado Urbano de Vicente López, explicó que el ejemplar fue afectado por un hongo llamado fusarium, tras lo cual empezaron a caérsele algunas ramas. Entonces, en respuesta al reclamo de varios vecinos para que se garantizara la seguridad, Defensa Civil le practicó una poda drástica.

"Se le aplicaron inyecciones para aumentarle las defensas. Pero este tipo de hongo avanza muy rápido. Hicimos todo lo posible", detalló Bellotti y dijo que, en el lugar donde se emplazaba el viejo ombú, ahora se plantó un gajo de ese mismo árbol.

Un informe técnico emitido por la Facultad de Arquitectura, Diseño y Urbanismo de la UBA concluyó que el ejemplar no tenía posibilidades de recuperación y recomendó "su extracción completa". El trabajo, al que tuvo acceso LA NACION, fue firmado por el arquitecto Marcelo D"Andrea y la ingeniera agrónoma Carolina Filippini.

Rita Lumi, de 80 años, vive desde hace 43 en "la calle del ombú", como se conocía a esa cuadra de Gaspar Campos. Sus hijos y nietos crecieron trepados al árbol. Lumi contó que durante una tormenta fuerte al ejemplar se le cayó una rama. "Una arquitecta que envió la Municipalidad nos dijo que el árbol tenía hongos. Y nos hizo tocar el tronco para confirmar que estaba blandito", recordó. No obstante, precisó, la arquitecta afirmó que el ombú conservaba una parte sana y se podría conservar.

Carlos Anaya, ingeniero agrónomo y arborista certificado por la International Society of Arboriculture, consideró que, en efecto, el ombú es susceptible al ataque de un hongo. Aunque aclaró que en general es un proceso que se detiene e involucra solo una parte del árbol, que puede seguir viviendo y generando nuevos brotes en el tejido sano. "Ante la presencia del hongo le hicieron una poda inadecuada en volumen", consideró.