Para ver correctamente lanoticiaweb, te recomendamos actualizar tu navegador?
14 de Enero de 2018

Empez el ensanche de Av. 25 de Mayo: pasar a tener tres carriles

La obra tardará 6 meses y se irá habilitando por tramos, por lo que habrá cortes parciales de tránsito. Costará 82 millones de pesos y se encuadra en otros trabajos que se realizarán en calles y avenidas del ingreso a San Martín. Este corte se suma al del paso a nivel de Ballester, que durará hasta el lunes. Están haciendo trabajos de “cateo” para el túnel.

26229776_170293313740902_683406401211639

En épocas de vacaciones y sobre todo receso escolar, los gobiernos aprovechan para realizar obras que, si bien a la larga beneficiarán el tránsito, durante su realización podrían afectar la circulación.

Por un lado, este miércoles el Municipio de San Martín empezó la obra de ensanche de Av. 25 de Mayo, entre Pedriel y Rodríguez Peña, más de mil metros. Actualmente cuenta con dos carriles para circular en ambas direcciones: pasarán a ser tres. Además, se agregará un boulevard central, se hará una bicisenda y veredas de tránsito peatonal, se mejorará la iluminación con sistema LED y se colocará plantación.

La obra demorará unos 6 meses y costará 82 millones de pesos, provenientes exclusivamente de las arcas municipales. Se irá habilitando por tramos, por lo que habrá cortes parciales.

Para realizar esta obra se necesitaron los terrenos ferroviarios lindantes a la 25 de Mayo, que habían sido pedidos a Nación hace ya varios años. Ahora esos terrenos perteneces a la Universidad de San Martín.

Este avance se hará en conjunto con una obra para mejorar la entrada del municipio por Avenida San Martín, desde General Paz hasta Pedriel. Y, más adelante un ensanche de la calle Rodríguez Peña.

Este corte del tránsito en esa zona se suma a la que avisada desde la semana pasada por la Municipalidad: el cierre del paso a nivel de Pueyrredón y José Hernández, en Villa Ballester, hasta el próximo lunes. Ese corte es producto de los trabajos de “cateo” que se empezaron a realizar para la obra del túnel de Ballester. El objetivo es la detección y la señalización de cañerías e instalaciones enterradas que podrían interferir en la construcción del paso bajo a nivel.