Para ver correctamente lanoticiaweb, te recomendamos actualizar tu navegador?
7 de Diciembre de 2017

Cristina: "Me quieren callada y con la espada de Damocles en el cuello"

 La expresidenta y senadora electa sostuvo que la decisión judicial "es un exceso" y disparó que se trata de una "orquestación política" que tiene a "Macri como el director de la orquesta y Bonadio ejecuta la partitura judicial". El "llamado a la reacción serena" y las críticas a Pichetto.

CFK conferencia. CFK durante la conferencia de prensa junto a Rossi y Gioja.

A poco de conocerse el pedido de desafuero y detención del polémico juez federal Claudio Bonadio en su contra, la senadora electa Cristina Fernández de Kirchner destrozó la decisión del magistrado, sostuvo que se trata de "un exceso" cuyo "director de orquesta" es el presidente Mauricio Macri y aseguró que buscan ponerle "la espada de Damocles en el cuello".

"Me quieren callada y con la espada de Damocles en el cuello", denunció la expresidenta en una conferencia de prensa en la Cámara de Diputados, rodeada de una gran cantidad de legisladores, intendentes y dirigentes, y ante una sala repleta de prensa nacional e internacional.

En esa línea, la senadora electa por Unidad Ciudadana apuntó contra Macri como "el máximo responsable de la organización política y judicial para perseguir a la oposición".

"Esta orquestación política tiene responsables: Mauricio Macri es el director de la orquesta y Bonadio ejecuta la partitura judicial", disparó la exjefa de Estado y, le lanzó una serie de duras chicanas contra el líder PRO.

"Quiero decirle al Gobierno y a Macri que la campaña terminó en octubre y la Argentina necesita soluciones a los problemas", afirmó Cristina, en clara y directa alusión a que la decisión de Bonadio responde a una decisión política del Ejecutivo de Cambiemos.

Asimismo, y consultada respecto de las escuchas telefónicas entre los detenidos Luis D´Elia y Jorge Alejandro “Yusuf” Khalil, CFK aprovechó y también apuntó contra el Presidente por su imputación por escuchas ilegales, causa judicial con la que llegó a la Casa Rosada: "Nunca me he especializado en escuchar conversaciones ajenas, eso lo hacen otros".

Respecto de los argumentos de Bonadio, la legisladora electa sostuvo que "es una causa inventada sobre hechos que no existieron", ya que "(el pacto con Irán) se trataba y se trata de un acto de política exterior no judiciable y que mereció el tratamiento del Parlamento argentino".

"Todo esto que está ocurriendo es un verdadero despropósito, no hay delito, no hay motivo, se juzgó y no hay causa", completó la exmandataria, antes de iniciar una ronda de preguntas a los periodistas presentes.

En el marco del mismo argumento, CFK destruyó la explicación de Bonadio para configurar la causa bajo la figura de "traición a la Patria": "Bonadio sostiene que los atentados de la AMIA y la embajada son atentados de guerra, el argumento que usó traido de los pelos para usar la figura de traición a la Patria".

Luego, se refirió a los objetivos que perseguirían Macri y la justicia y denunció que "buscan intimidar y asustar a la población para disciplinar, en un momento en que se debaten normas que van a impactar en el ahora y en el futuro de los trabajadores", en referencia al paquete de reformas de Cambiemos que incluye la previsional, la laboral y la fiscal.

"Buscan tapar en que se está fracasando en las políticas económicas del Gobierno", sostuvo Cristina, y agregó que apuntan a "intimidar, asustar, tapar y provocar", con "una maniobra clara de provocación política que tal vez pudiera ser usada para reafirmar ese relato político de enemigos internos".

"No quieren que nuestra voz esté en el Senado denunciando cómo destruyen las conquistas del pueblo", dijo la expresidenta consultada respecto de si la fecha elegida por Bonadio -menos de tres días después de la jura- fue digitada intencionalmente.

Respecto de las protestas que se realizan en Plaza de Mayo y todo el país por las detenciones, Cristina hizo un "un llamado a la reacción serena, por la vía política".

El otro punto destacado de la conferencia fue los duros mensajes que Cristina le lanzó al peronismo no kirchnerista y, particularmente, al jefe de ese bloque en el Senado, Miguel Ángel Pichetto: "Más importante que medir la actitud para el pedido de desafuero, lo que pido a los compañeros del peronismo que se pronuncien defendiendo la custodia de derechos de jubilados y trabajadores".

"Esto pasó tras jurar como senadora por mi posible rol, porque la reforma previsional la probaron cómodamente en el Senado porque no había ninguna voz que dijera nada", disparó CFK luego, nuevamente en alusión al "favor" de Pichetto y sus senadores en la votación por las reformas previsional y fiscal.