Para ver correctamente lanoticiaweb, te recomendamos actualizar tu navegador?
5 de Diciembre de 2017

San Martn aprob la Ordenanza Fiscal e Impositiva de Katopodis

El Concejo Deliberante aprobó la ordenanza que rige la normativa tributaria del distrito para el año 2018. El oficialismo se impuso en la votación con 16 votos. Cambiemos, Letcher, Cristani y Mazza fueron por la negativa. Además se aprobó un empréstito de 50 millones para obras hidráulicas, una licencia para Katopodis para enero y el retorno de Marcela Ferri, que será intendente interina durante las vacaciones del intendente. Despedida a los concejales salientes.

perrella_aprobo Diego Perrella y el secretario Gabriel Arrigazi

El Concejo Deliberante de San Martín aprobó la Ordenanza Fiscal e Impositiva para el año 2018. El oficialismo remarcó que el incremento de tasas no se excederá del 30%, pero en la oposición plantearon cuestionamientos.

Verónica Dalmon, de Cambiemos, manifestó que “más tasas generan más inflación. El impuesto municipal se incrementó un 700% en los últimos cinco años. Además, la tasa de Comercio e Industria no tiene ningún objetivo de promoción de las PyMes”. La concejal hizo referencia a los costos de vida, el precio de los productos y el flagelo de la inflación. Sus palabras generaron críticas y algunos abucheos en la tribuna oficialista. Desde el fondo llegaron algunas muestras de apoyo de parte de la militancia ivoskistas.

La más ofuscada fue la ex concejal Victoria Olalla, secretaria general de los textiles, que le gritó que la culpa del mal momento de las PyMes y la responsabilidad de la inflación es del gobierno nacional. “Los tarifazos los hicieron ustedes, háganse cargo”, exclamó.

Dalmon también hizo referencia al “artículo 79 de la tasa de colaboración de la Policía de la Provincia, que se mantiene igual que el año anterior. Parece que acá no hay inseguridad o que no quieren colaborar con la policía”.

En el cierre hizo un cuestionamiento de manual en cada recinto del conurbano: una crítica a las facultades delegadas al Departamento Ejecutivo para modificar las tasas: “En San Martín no hay división de poderes. Se autoriza al Municipio a ampliar y aumentar tasas. Nos están sacando nuestra función de legislar. El intendente, si quisiera, podría aumentar los impuestos un 200%”.

El segundo y último en hablar fue el concejal kirchnerista Hernán Letcher. Ningún referente del katopodismo tomó la palabra para defender el expediente del oficialismo, y dejaron que hablen los votos.

“Quiero ser riguroso. El problema de las PyMes de San Martín no es la Tasa de Seguridad e Higiene, sino los tarifazos del gobierno nacional. No se despiden trabajadores de San Martín por las tasas municipales, sino por las importaciones”, comenzó diciendo Letcher. Agregó que “las Lebacs se pagan al 30% y son las que matan a las PyMes, y encima le meten la mano en el bolsillo a los jubilados”.

Pero además, Letcher cuestionó la ordenanza y opinó que “no puede ser infinita la delegación de aumentos de la tasa ALSMI. También me preocupa que hoy se votó un nuevo endeudamiento”. La referencia es la habilitación al Ejecutivo para un empréstito por 50 millones de pesos para pequeñas obras hidráulicas. Se suma a los 300 millones que se pedirán para el paso bajo nivel en Villa Ballester.

JULIÁN RÍOS APOYÓ LAS PALABRAS DE LETCHER

El concejal saliente Julián Ríos fue quien más festejó el discurso de Letcher y se ocupó de hacer notar su apoyo. Aplaudió cada concepto y se paró para brindarle un abrazo cuanto terminó la oratoria. Sin embargo, junto a su compañera Zulma Duette, eligió votar afirmativamente. Pensando en el poroteo para elegir autoridades el día jueves, cuando asuman los nuevos ediles, vale remarcar que la concejal Mabel Camerota también votó la aprobación.

Hay otro concejal que aún no demostró abiertamente cómo hará jugar su voto en el recambio. Hoy prefirió votar por la negativa. Se trata del radical Pablo “Pichi” Cristani.

Finalmente el oficialismo impuso la mayoría y se aprobó la Fisca e Impositiva por 16 votos contra 8. Pero no es lo único que se aprobó en el recinto. A pedido del concejal Mellea para obviar la lectura del Orden del Día, se aprobó un inédito pedido de licencia para el intendente Gabriel Katopodis. Por primera vez desde que asumió en 2011, hace seis años, el Jefe Comunal se tomará 20 días de vacaciones. O al menos, estará facultado hasta esa cantidad de días para hacerlo

De la mano y en el punto siguiente llegó un expediente por la contraria, y se le dio terminada la licencia a Marcela Ferri, que había asumido en 2015 y desde entonces cedió su lugar al metalúrgico Ramón Gómez. Ahora, la esposa de Fernando Moreira, el hombre más cercano al Jefe Comunal, vuelve al recinto con una función clave: ser la intendenta interina mientras Katopodis se toma sus primeras vacaciones oficiales desde el 28 de diciembre y hasta el 17 de enero.

La sesión se extendió cerca de una hora y media más, con emotiva despedidas de los concejales salientes y homenajes de los ediles que continuarán en sus bancas.