Para ver correctamente lanoticiaweb, te recomendamos actualizar tu navegador?
12 de Octubre de 2017

Uno por uno: cmo estuvieron los candidatos porteos, en el debate de TN

LNW Ciudad analizó la performance de cada uno de los candidatos, en el debate televisivo. Hubo cruces y chicanas, aunque ninguno se salió del libreto.

Debate. El debate porteo en la lupa de LNW Ciudad.

Elisa Carrió (Vamos Juntos): Con su histrionismo, verborragia y fuerte impronta fue una de las voces y personalidad que –como es característico- más resalto. La única mujer candidata fue la menos respetuosa con las normas del debate. En tanto, en el plano discursivo, hubo pocas propuestas y una férrea defensa a lo hecho por el gobierno de Cambiemos. Además, fue constante la referencia al pasado y, en particular, a la “corrupción K”. De allí que también los cruces más resonantes los haya mantenido con el candidato del espacio, Daniel Filmus. La diputada no excluyó su costado sentimental y personal a la hora de exponer, debatir, preguntar y responder.

Daniel Filmus (Unidad Porteña): En pos de capturar la mayor parte del electorado opositor al oficialismo, resaltó la polarización con el gobierno de Mauricio Macri. Hizo hincapié en lo que podría llegar a pasar luego de las elecciones, con un triunfo de Cambiemos y Vamos Juntos, a nivel nacional como municipal, respectivamente. A su vez, intentó incomodar a la mayoría de sus contrincantes con sus pasados políticos o los de los líderes a quienes responden. Para su exposición se valió, en reiteradas oportunidades, de carteles paraqué graficaran y enriquecieran su exposición.

Matías Tombolini (1 País): Nuevo en la materia, se evidenció la falta de experiencia en el debate político. Fue difícil de ocultar el preparamiento que tuvo para la ocasión y por ende se mostró muy rígido y estructurado. Sin embargo, fue uno de los que más respeto tuvo por las normas del debate. Mostró un discurso dirigido a la clase media, en el que constantemente miró a cámara e intentó hablarle directamente a la gente utilizando la primera persona. En el plano económico, fue dónde más cómodo se sintió; tal es así que los datos numéricos los trasladó e incluyó en cada uno de los otros temas de debate. Excesivo uso de frases armadas.

Marcelo Ramal (FIT): El actual legislador porteño estuvo sólido. Con un discurso netamente opositor e ideológico y diferenciándose tanto de del arco Cambiemos, como del arco relativo al kirchnerismo. Puso el eje en la economía, en la defensa de los trabajadores, los jubilados, los estudiantes y reivindicó al FIT como la oposición verdadera a lo que está sucediendo en materia de economía. Reclamó por la aparición con vida de Santiago Maldonado y disparó contra todos. Se lo notó cómodo en el formato, aunque su retórica está apuntada a una minoría intensa. Corre serios riesgos de no acceder a una diputación nacional.

Martín Lousteau (Evolución Ciudadana): El ex embajador no logró lucirse, en un momento donde paracería consolidarse en el tercer lugar. Debió caminar por un camino gris, donde marcó duramente diferencias con el kirchnerismo, apuntándole muchas veces a Daniel Filmus, pero al mismo tiempo marcando “suaves” diferencias con Elisa Carrió. Lousteau leyó y en mucho pasajes apeló a las consignas. Tal vez, faltó espontaneidad. Tuvo además un competidor en Matías Tombolini, en la construcción de un discurso que no polarice y que transite por un carril intermedio.