Para ver correctamente lanoticiaweb, te recomendamos actualizar tu navegador?
6 de Octubre de 2017

Octubre para el Movimiento Obrero

El mes de octubre lleva inscripto en la historia de la humanidad diversos acontecimientos sociales que engloban varios significados y poseen a la vez variadas significaciones dentro de las sociedades en las cuales se han pronunciado aquellos sucesos.

Por Ramón Gómez, concejal y dirigente de la UOM de San Martín

El mes de octubre lleva inscripto en la historia de la humanidad diversos acontecimientos sociales que engloban varios significados y poseen a la vez variadas significaciones dentro de las sociedades en las cuales se han pronunciado aquellos sucesos.

Asimismo, en nuestro país, octubre contiene dos motivos de elevada significancia para nuestro Movimiento Obrero.

Uno de ellos es la gesta popular narrada por diversos historiadores, poetas y cronistas circunstanciales de época, describiendo el “17 de octubre de 1945” con una narración épica que busca condensar en el suceso la expresión multitudinaria de millones de trabajadores en búsqueda de la recuperación de la dignidad perdida.

Para la mayoría de los cronistas, fue singularmente así. Porque se trató del suceso popular más grandilocuente del Siglo XX en la Argentina.

Controvertida fue la explicación de los opositores. Porque no podían soslayar la gravitación multitudinaria, pero a la vez se veían obligados a rebajarla de sentido.

La muchedumbre se movilizaba para que un hombre recuperara su libertad. Un hombre sólo, con un proyecto político personal, que había sido abstraído de su responsabilidad de gobierno y que a la vez era encarcelado en la isla Martín García, lejos del continente, para que no pudiera operar con ningún interlocutor circunstancial. A la vez, el Presidente de facto, anulaba por Decreto todos aquellos beneficios sociales que habían sido reconocidos por el recientemente caído en desgracia y obligado a renunciar.

Sorprendida y golpeada por la decisión del gobierno nacional, la gente se precipitó a las calles. La CGT reaccionó también, decretando un Paro nacional para el 18 de octubre. El día anterior, los trabajadores se decidieron por ir al rescate del coronel Perón y desde sus hogares y fábricas, se movilizaron a la Plaza de Mayo.

Un canto se evidenció como unánime: “Queremos a Perón”. La consigna resumió el grito múltiple y esperanzador. Perón era el reclamo, era la síntesis de la exigencia. Era el grito que pedía por la recuperación de lo que habían perdido de un plumazo, por un cambio de timón, perpetrado por el Presidente Farell, obligado por los sectores de mayor poder económico.

Hoy, el paso del tiempo, nos permite definir ese proceso como un ejemplo de democracia participativa. El pensamiento puesto en acto. El despertar de la conciencia política del Movimiento Obrero Organizado.

Perón volvió, recuperó su libertad y meses después ganó las elecciones como Presidente de la Nación.

Una semana estuvo preso en la isla Martín García, allí pasó su cumpleaños. El otro motivo que nos recuerda octubre es el día 8, fecha del cumpleaños del general Perón. Para algunos historiadores nació el 7 de octubre de 1893 en la Localidad de Roque Pérez y fue anotado como hijo natural, como Juan Sosa, apellido materno, para la historiografía oficial, fue el 8 de octubre de 1895 en la ciudad de Lobos. Sea como fuere. Perón jamás lo confirmó, los días de octubre nos ilustran que ese mes significó una importante vuelta de página en la historia del Movimiento Obrero Argentino.