Para ver correctamente lanoticiaweb, te recomendamos actualizar tu navegador?
13 de Julio de 2017

Cambio en la UNSAM: sale Ruta, entra Greco

La Universidad Nacional de San Martín cambió de rector. Tras 12 años de gestión de Ruta, los electores optaron por Carlos Greco. Hubo también incidentes con estudiantes

UNSAM.jpg Imagen de la Universidad Nacional de San Martn (UNSAM).

Los sectores kirchneristas que desde hace 12 años estaban al frente de la Universidad Nacional de San Martín (Unsam), una de las casas de altos estudios que mantuvo vínculos con el oscuro manejo de fondos direccionados por el ex ministro de Planificación Julio De Vido, perdieron la conducción a manos de Carlos Greco. El nuevo rector se presenta como la cara visible de una fórmula alejada del kirchnerismo, y pregona la pluralidad de ideas, la formación académica y el desarrollo científico.

El rector saliente, Carlos Rafael Ruta, que condujo la Universidad en los últimos 12 años y recibió fuertes cuestionamientos a partir de investigaciones que objetaron convenios firmados con De Vido, como los contratos para financiar una telenovela de Andrea Del Boca y otros proyectos audiovisuales, decidió adelantar las elecciones universitarias y realizarlas en medio del receso académico, lo que fue criticado por agrupaciones de izquierda.

Identificado con el kirchnerismo, el rector Ruta convocó a la asamblea universitaria, que por unanimidad eligió este martes como rector al contador Greco y como vicerrector al investigador en biología molecular Alberto Carlos Frasch. El resultado marcó 60 votos positivos sobre 62 electores, con dos abstenciones.

La asamblea se desarrolló en medio de un fuerte operativo de seguridad. Estudiantes de agrupaciones de izquierda pretendieron ingresar al recinto y hubo corridas y forcejeos con los agentes de seguridad privada que contrató la universidad.

El Centro de Estudiantes de la Escuela de Humanidades, la agrupación de mujeres Pan y Rosas y la Juventud del PTS, denunciaron agresiones y el accionar de patotas. Tres delegados pudieron finalmente ingresar al campus donde se desarrollaba la elección y denunciaron los actos de violencia, a la vez que reclamaron más presupuesto.

La postulación de Greco no tuvo oposición, pues los candidatos que impulsaba el rector kirchnerista -Daniel Di Gregorio y Ana Castellani- no pudieron reunir el apoyo suficiente y el viernes pasado decidieron bajar sus candidaturas.

"Este será un nuevo espacio con pluralidad política. Vamos a llevar adelante una reforma del estatuto, que limite las elecciones de rector y de decanos a dos mandatos, y modificar algunos institutos, para que en el cogobierno tengan espacio docentes, estudiantes y no docentes", dijo Greco, en diálogo con LA NACION. Si bien el nuevo rector asumirá el 18 de febrero de 2018, cuando Ruta deje su cargo, ya se puso en carrera negociar más presupuesto con el Gobierno.

"Hace unas semanas nos reunimos con el ministro de Educación Esteban Bullrich y su sucesor, Alejandro Finocchiaro, para contar el trabajo que vamos a llevar adelante si nos elegían en la asamblea universitaria. Fue un acercamiento político para comenzar a discutir algunas cuestiones", contó Greco.

Entre otros temas pendientes, la Universidad de San Martín tiene demorada una partida de $ 138 millones correspondientes al presupuesto extraordinario y que Ruta no había podido destrabar.

La universidad se creó hace 25 años para atender la demanda académica de una gran parte de la población del conurbano.

Los contratos con productoras audiovisuales, entre otros, fueron financiados durante la gestión de Cristina Kirchner. El gobierno de Mauricio Macri decidió derogar 13 acuerdos por $ 259 millones, que habían sido adjudicados en forma directa en 2015. En diciembre pasado, el juez federal Claudio Bonadio ordenó a la universidad restituir al Estado los equipos de animación y efectos visuales adquiridos durante el kirchnerismo por US$ 14 millones, tras un convenio con De Vido.