Para ver correctamente lanoticiaweb, te recomendamos actualizar tu navegador?
8 de Junio de 2017

Vera, Moreno, y un nuevo estilo de liderazgo

Gustavo Vera es el Legislador porteño de Bien Común y La Alameda, que ya lleva donado 1.000.000 de pesos de su sueldo a entidades bien público y comedores. Llo hace desde la profunda convicción de que su sueldo de 150.000 pesos es una locura, y decide compartirlo con la Comunidad.

Por Sebastián Antonio Libonati, Escribano, Peronismo para el Bien Común

El compañero Vera alquila y su único Patrimonio es una motocicleta.

Junto a Guillermo Moreno, que transitó por la función pública con honestidad ya que no tiene una sola denuncia de corrupción luego de haberse relacionado con todos los grandes empresarios de nuestra Patria, y se fue de la gestión con el mismo Patrimonio con el que había entrado.

Al igual que yo, que durante mis 10 años en la función pública me fuí de la misma manera que entré. Sin un mango. Constituimos una nueva clase de liderazgos, que ejercemos desde la palabra, pero esencialmente desde la prédica del ejemplo y alineados con el Pensamiento de nuestro Papa Francisco. Buscamos construir una alternativa para las elecciones legislativas del presente año, pero esencialmente para las del 2019.

La Sociedad está desesperanzada y descreída de los dirigentes políticos, en relación a la infinidad de promesas descaradamente incumplidas, y a un entramado de corrupción que venimos padeciendo desde la Presidencia de Bernardino Rivadavia a la fecha.

Nosotros creemos que los liderazgos de Guillermo y Gustavo encarnan la posibilidad de gritarle la verdad al grupo Clarin, a la oligarquía y a tantos otros que responden a los intereses de los imperios Yanqui e Inglés, en desmedro de los intereses de nuestra Patria. Sin temor a carpetazos, ni a cuestiones judiciales, con la importancia que esto conlleva para luchar contra ellos.

Nosotros seguiremos transitando en este camino, construyendo un Peronismo con raíces consolidadas en el trabajo social territorial, tomando como ejemplo la enorme obra que realiza el Movimiento de Curas Villeros, los que son ejemplo vivo de una vida de servicio y compromiso social junto a las comunidades más pobres y olvidadas, donde cotidianamente encarnan las enseñanzas de nuestro Señor Jesucristo.

Hacemos de la política la forma más elevada de caridad, que no es otra cosa que ayudar a nuestros hermanos que están padeciendo las necesidades más urgentes, dándoles amor y pequeñas respuestas concretas en el día a día, de lunes a lunes y desinteresadamente.

Este es el camino que emprendimos y en el que perseveraremos de manera constante, persuadidos de que nadie puede realizarse individualmente, dentro de una Comunidad que no se realiza en su conjunto.