Para ver correctamente lanoticiaweb, te recomendamos actualizar tu navegador?
18 de Mayo de 2017

Rendicin de cuentas en Tres de Febrero: Habr sesin o no?

En el distrito que gobierna Diego Valenzuela rige cierta incertidumbre sobre la celebración de la sesión que tratará el ejercicio 2016. Para revertir un posible resultado negativo, el oficialismo trabaja con dos posibles estrategias. ¿Cuáles son?

HCD3F

En el Gran Buenos Aires, aquellos concejos deliberantes que debían el tratamiento de la rendición de cuentas vienen finiquitando este asunto, salvo Tres de Febrero. Allí se intentó llevar a cabo, a mediados de marzo, una sesión para aprobar el ejercicio 2016. Por falta de votos a favor, la misma se dejó caer por la certeza de que, de haberla, la misma saldría 12-11 en contra del oficialismo.

Desde ese entonces, rige cierta incertidumbre sobre la celebración de la sesión que tratará este tema. Sin embargo, existen movimientos para encontrarle una salida al asunto. Veamos. Haciendo un punteo de concejales, nos encontramos con que los seis de Cambiemos y cinco de los aliados votarían por la positiva; mientras que los siete del FpV-PJ, los cinco del FR y Federico Ferreyra del GEN se inclinarían por la negativa.

Para revertir este 13-11 abajo, desde el oficialismo aseguraron a La Noticia Web que el presidente del cuerpo, Sergio Iacovino, comenzó a negociar con el peronismo para conseguir la aprobación, siendo su interlocutor el peronismo. Más precisamente su antecesor en el cargo, Agustín Ciorciari. No es de descartar que la exigencia sea la de retribución: no olvidar que el valenzuelismo votó a favor del ejercicio 2015, el último de la gestión Curto.

Pero esta no sería la única estrategia adoptada. De no haber las manos suficientes, ¿tratará el oficialismo esta rendición, a sabiendas de que la perderá? En rigor, estas votaciones revisten un carácter político. Desde lo técnico, la última palabra es del Tribunal de Cuentas. Con lo cual tampoco es de descartar que finalmente se deje caer este tema, pasando directamente a dicho organismo.

Lo anterior significa que, en un año político en donde los oficialismos -y en particular el tresfebrerense- plebiscitan su gestión, la celebración de esta sesión estaría sujeta a la no comisión de un error no forzado. Con las cartas en la mesa desde hace tiempo, restará saber si Cambiemos tiene muñeca o seguirá dilatando el asunto.