Para ver correctamente lanoticiaweb, te recomendamos actualizar tu navegador?
16 de Mayo de 2017

Leandro Santoro en exclusiva: Arribas es el valijero de Macri

El joven dirigente radical investigó a fondo el caso Oderbrecht y explicó en Radio Urbana BA los vínculos entre la empresa constructora brasileña y el presidente Mauricio Macri. También repasó la relación entre el mandatario y Gustavo Arribas. Además explicó la polémica venta de IECSA al primo Angelo Calcaterra.

santororororo Leandro Santoro, dirigente de Los Irrompibles

Leandro Santoro, dirigente radical de Los Irrompibles, explicó en Radio Urbana BA el rol de Gustavo Arribas en el caso Oderbrecht y su vínculo con el presidente Mauricio Macri.

¿Qué es lo primero que te gustaría dar a conocer sobre tu investigación sobre el caso Oderbrecht y el Lava Jato?

Investigué bastante. Me gustaría que la gente tenga algunos datos para que pueda interpretar. Hay nombres y situaciones complejas, alejadas de nuestra realidad, que uno se puede aburrir y no prestar atención. Esta noticia es una bomba porque afecta al gobierno, y sin embargo no es leído por el público. Primero hay que decir que Arribas es el valijero de Macri. Históricamente. Intermediaba en los pases de jugadores cuando estaba en Boca. Armaba el dispositivo para garantizar “la mordida”. Gestionó la contratación de obras entre la empresa constructora de Macri, que se llama IECSA, y Oderbrecht, que es una empresa constructora cuyo titular está preso por ser una de las contratistas en América Latina de mayor corrupción y sobreprecios en obras públicas. En todo el continente. Repito: Arribas es el valijero de Macri, y la empresa constructora de Macri armó una alianza con Oderbrecht para operar en Argentina, a través de una UTE. Las UTE son Uniones Transitorias de Empresas. Básicamente son dos empresas que se juntan, en este caso para el soterramiento del ferrocarril Sarmiento se unieron cuatro, con Ghella y Comsa.

¿IECSA es Angelo Calcaterra?

Estoy simplificando las cosas. IECSA fue de la familia Macri hasta 2007. En ese año gana la Ciudad de Buenos Aires, y para seguir habilitando a la empresa constructora en licitaciones públicas, se la vende a su primo hermano, Angelo Calcaterra. El apellido es del padre, pero su madre es hermana de Franco. Así que tranquilamente se puede decir que forma parte de la familia. Son los primos pobres de Mauricio. Mucha gente dice que fue una venta fraguada, porque Calcaterra no tenía poder adquisitivo para comprarla. Hay contradocumentos que garantizan que el control quedó en manos de la familia Macri. Es mucha información. Lo clave es saber que Arribas es el valijero de Macri. Y que IECSA y Oderbrecht, la empresa más corrupta de América, hicieron una alianza para operar en Argentina. El tercer punto clave es que durante el kirchnerismo la obra se planificó, pero nunca se pagó ni se empezó a hacer. En el pliego de licitación Oderbrecht estaba responsabilizada de traer el financiamiento. Tenían que conseguir los dólares, que lo iban a hacer a través del BANADE brasileño. Y el Estado les iba pagando. Pero eso nunca ocurrió porque en 2008 ocurre la crisis financiera internacional que voltea todos los créditos. Y en 2013 cae preso Marcelo Oderbrecht, y no le dan la plata. Meirelles pagaba las coimas de Oderbrecht, y se estima que la plata que recibió Arribas era para aceitar algún mecanismo en el estado argentino o por una comisión, por ser articulador de la UTE. Eso además comprobaría la relación entre Macri y IECSA. En los últimos meses se hizo una gran operación para despegar a Macri de IECSA.

Son demasiadas cosas…

Para agregar más confusión, en otro punto, cuando Macri gana la elección aplica un decreto en abril de 2016, para cambiar la financiación del proyecto. Ya no se financiaba con capitales privados, sino que es el estado argentino el que pone la plata para la obra. Ahí si empieza a funcionar el mecanismo, y además agregó mil millones de dólares más en los gastos. Hoy la obra ya sale cerca de 3 mil millones de dólares.

Es fuerte el sostenimiento político del Ejecutivo a Gustavo Arribas.

Arribas vive en la casa de Macri. Todos saben que Arribas es Macri. Michetti dice que “suena raro que Meirelles se acuerde de Arribas”. Seguramente sabía que en realidad le estaba pagando coimas a, en ese momento, el Jefe de Gobierno porteño. Y uno de los candidatos a presidente. Por eso lo recuerda a Arribas. Cuando Meirelles liberada los pagos vía Hong Kong al banco Credit Swiss, en la cuenta personal de Arribas, lo hacía entendiendo que esa plata llegaba a Macri. La única función de Arribas es ser un intermediario. Y hay más: Arribas se va a vivir a Brasil, entre otras cosas, para hacer negocios con el futbol. Se puso agencia de modelos y futoblistas, hay denuncias del pase de Tevez a Corinthians…

Eso tuvo acusaciones incluso sobre lavado…

Sí. Y una vez instalado allí instaló un tercer rubro: modelos, futbolistas, y lobby para las constructoras de su amigo el Jefe de Gobierno.

Y ahora llegó al Servicio de Inteligencia y nosotros pensamos que no tiene nada que ver en un lugar así.

No sabe nada de inteligencia. Pero conoce los secretos del presidente. La AFI, antes SIDE, históricamente se caracterizó por hacer más inteligencia interior que exterior. Hace escuchas de todos los dirigentes políticos, sindicales y empresarios. Y después te extorsionan. Un hombre de confianza en ese lugar es clave para tener esa información. En Argentina no hay un programa de inteligencia como debería haber tras sufrir dos atentados terroristas. Solamente hay una manga de facinerosos que extorsionan a dirigentes, y con un control relativo del poder político. Es más para cuidar carpetas que para tener un programa de inteligencia. Que además este gobierno prometió terminar el narcoterrorismo y los delitos complejos.