Para ver correctamente lanoticiaweb, te recomendamos actualizar tu navegador?
14 de Febrero de 2011
Anlisis

Egipto

La República de Egipto está situada al nordeste de África, es el país más poblado de dicho continente y es una sociedad donde los jóvenes predominan, ya que la calidad de vida lleva a la muerte temprana, donde la mayoría de estos vive en la pobreza en contraste con la opulencia que acompaña a las elites gobernantes.

Mayoritariamente su territorio es desértico y gran parte de su población vive en las grandes ciudades. La represión y la persecución estatal ha sido una de las características del régimen depuesto días pasados por la presión popular, los intereses de EEUU y la decisión del ejército egipcio de permanecer en el poder, encontrando en la huida de Mubarak la posibilidad de descomprimir la situación política asfixiante surgida a partir de la revuelta originada en Tunez.
La mitad de su población vive en la miseria, por otra parte es uno de los países más interconectado con cerca del 90% de la población con telefonía móvil y más del veinte por ciento con acceso cotidiano a internet.
El fin de treinta años de despotismo fue iniciado por jóvenes de clases medias a través de las redes sociales, un elemento determinante en la convocatoria a la rebelión social.
Cuando el régimen depuesto busco suprimir a la telefonía móvil y el acceso a internet la revolución adquirió otra dimensión, genero mayor nivel de movilización y un contagio con otros sectores sociales, en especial los trabajadores asalariados.
El mensaje más contundente de la revuelta, es que los jóvenes no lucharon por una cruzada religiosa (como en occidente buscan construir la identidad árabe) ni tampoco por una cruzada clasista (como desearían los revolucionarios nostalgiosos del octubre ruso) sino por una clara agenda burguesa y occidental.
¿De qué trata esta agenda? Una sociedad abierta y plural, con libertad de expresión, sin censuras, con libre acceso a información, etc. El solo hecho de ver a un gerente de Google al frente de las protestas, muestra hasta donde podríamos estar ante la primera revolución del siglo XXI con su propia agenda.
Es que parece que para algunos analistas el reclamo por libertad de expresión, por la libertad de ser libres y por querer un mundo menos homogéneo y cada vez más diverso no es un tema de fuerte contenido político
Ya no se trata solo de la sublevación de un pueblo por la libertad y la dignidad, que también fue el motivo de la misma, sino que se trata tal vez del comienzo de una nueva noción ideológica de la vida que es la noción de la tecnología que por sí sola asume un carácter libertario
Egipto es un mensaje para el mundo, más que interesante, teniendo en cuenta que el último informe del fondo de población de las Naciones Unidas (UNFPA) revela que el 42% de los habitantes del mundo tiene menos de 25 años y que el 90% de ellos viven en países en desarrollo o pobres.
Los jóvenes pueden ser protagonistas de construir un relato del mundo basado en la libertad de tránsito que representan las tecnologías, una combinación de ausencia de fronteras del Universalismo y la noción de las libertades profundas del más sano individualismo.
La primera revolución del siglo XXI tuvo una vez más a los jóvenes como protagonistas, esperemos que en nuestro país se comprenda la necesidad de incorporarlos para algo más que meros espectadores de la contienda electoral.
Es un buen momento para convocar a los jóvenes para que escriban ellos las páginas del cambio. Nosotros podemos hacer mucho por eso, en eso estamos