Para ver correctamente lanoticiaweb, te recomendamos actualizar tu navegador?
7 de Julio de 2010
Rosca municipal

Rupturas y pases en territorio japons

No cesan los cuestionamientos a la presidencia del Concejo de Vicente López, a cargo de José Menoyo. En varias oficinas señalan que pasaría al Ejecutivo, aunque no sería el único cambio realizado por el intendente García. En las filas del Acuerdo Cívico hay incertidumbre por el futuro del frente político y se multiplican los roces. Y un edil prepara un golpe de efecto.

Concejo_VL_recinto6 Chispazos. Menoyo afronta en soledad la conduccin del Concejo

Nuevamente hay rumores en torno a la permanencia en la presidencia del Concejo Deliberante del empresario José Menoyo. Por cierto, en lo que va del año legislativo no pudo imprimir su autoridad en el recinto, situación que complicó a veces al oficialismo y que la oposición, en especial el Acuerdo Cívico y Social, usufructúa al máximo.

Esta vez, los trascendidos hacen mención a una salida elegante. Dicen que el intendente Enrique García haría antes de fin de año algunos cambios en el gabinete; siguiendo esa lógica, quizá el concejal tendría reservada una secretaría, o quedaría al frente de alguna área creada a medida.

Por otro lado, esa decisión sería un revés político para Menoyo, funcionario que cuenta hasta el momento con todo el aval del “japonés”, y que no parece dispuesto a dejar la conducción del Cuerpo. Pero si eso finalmente ocurriese, aparece otra disyuntiva, el sucesor. En ese contexto lo más posible es que el “vinagrero” pida licencia y lo reemplace Guillermo Ruiz, que además es quien suple al jefe comunal.

Otro cambio que suena es en Salud. Existe descontento con la gestión de Alfredo Stern, que a su vez señala que cuenta con escaso margen de maniobra. A la mala relación que tiene con otros funcionarios se suma la repercusión negativa por las medidas adoptadas en torno al geriátrico y faltantes de insumos en el hospital.

NUEVO CAPÍTULO DEL DESACUERDO CÍVICO

Cada vez está más lejana la posibilidad de que se reedite el año próximo la experiencia del Acuerdo Cívico y Social de 2009. Resulta muy dificultosa la intención de mantener en un interbloque el espíritu del frente electoral que participó en las legislativas.

Un escollo insalvable lo representa la nueva conducción de la Unión Cívica Radical, que tras las internas partidarias quedó en manos del sector afín a García. Y quienes fueron derrotados es una incógnita qué camino seguirán.

Por otro lado, las diferencias con la Coalición Cívica son moneda corriente. Por ahora no pasaron de discusiones a puertas cerradas o pujas de cartel, pero allí también existe un foco de conflicto.

Asimismo es previsible el cortocircuito cuando llegue la hora de acordar candidaturas. En ese sentido, algunos referentes ya están lanzados, como el diputado “margarito” Horacio Alcuaz; y en el medio debe definirse la reglamentación de las internas abiertas. Mientras tanto, el Gen y el socialismo fortalecen su armado y suman nuevas fuerzas vinculadas con el centroizquierda.

ENIGMÁTICO

Concejal letrado vive días de furia y ya anticipó que prenderá el ventilador. Sus votaciones adversas al japonesismo en temas claves como Rendición de Cuentas y Telecentro generaron una reacción y posterior acción que pegó en uno de los lugares que más duele: rescisión de contratos. Lejos de pisar el freno, en breve echará mano a un tema urticante.